30 de mayo de 2013 / 01:46 a.m.

 Chiapas  • Delegadas de la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres de Chiapas denunciaron que a una semana de tomar el cargo como titular de esa dependencia, la diputada con licencia Sasil de León Villard pidió la renuncia a 40 empleados, entre delegados y directivos.

Rosy Ayala, delegada de la región Centro de la Sedem, dio a conocer que en las últimas 48 horas, por instrucciones de De León, los ocho delegados de la dependencia (seis mujeres y dos hombres), así como unos ocho directivos, recibieron correos electrónicos donde les piden su renuncia voluntaria.

La funcionaria añadió que además de no informarles el motivo del despido, la secretaria se niega a recibirlos para ser escuchados y lamentó que de manera arbitraria se deje sin empleo a decenas de mujeres que trabajan en una dependencia que tiene como fin el desarrollo de ese género.

Consideró que dicha medida deja a los trabajadores de ambos sexos en estado de indefensión, además de debilitar el trabajo de la Sedem, debido a la inexperiencia del personal que pretende colocar Sasil de León.

Recordó que en esa secretaría no solo gestiona financiamientos para microcréditos, sino también promueve temas de salud y orientación en materia de violencia de género e, incluso, feminicidios.

Ayala solicitó la intervención del gobernador Manuel Velasco Coello, a quien piden escuche al grupo de funcionarios a quienes se les obliga a renunciar para que sea a través de evaluaciones profesionales que se decida su permanencia.

 — HERMES CHÁVEZ