15 de mayo de 2013 / 02:23 a.m.

Ciudad de México • La Secretaría de la Defensa Nacional solicitó un presupuesto de 9.5 millones de pesos para desarrollar un vehículo todo terreno con blindaje ligero para hacer más eficientes las operaciones militares y garantizar la seguridad del personal y fuerzas especiales que realizan labores de vigilancia, patrullaje y de combate a la delincuencia organizada.

Este proyecto de inversión tecnológica en el ramo automotriz militar fue registrado ante la Secretaría de Hacienda en 2013, y tiene el propósito de generar un prototipo que posteriormente permitiría blindar de manera masiva camionetas tipo Pick Up que se utilizan en caminos de segundo orden, terracería y de campo traviesa.

De acuerdo con la versión pública del plan, éste se encuadra dentro del Objetivo Número tres de la Sedena que es hacer más fuerte la operatividad del Ejército. Además de mantener y actualizar los organismos de la institución para el desarrollo eficiente de operaciones terrestres.

Autoridades de la Defensa comentaron que se trata de fabricar un prototipo que permita reducir los altos costos del blindaje castrense y la investigación y pruebas estarían a cargo de la Dirección General de Industria Militar que constantemente desarrolla programas científicos y tecnológicos.

En el Programa y Proyecto de Inversión (PPI) presentado en Hacienda se refiere que las unidades tipo corporación y grupos de fuerzas especiales que no cuentan con vehículos tácticos blindados, realizan sus actividades de vigilancia, patrullaje y combate a la delincuencia organizada empleado unidades tipo Pick Up o similares, las cuales carecen de protección balística y representan un riesgo para el personal militar.

“Se tiene la necesidad de incrementar la seguridad del personal militar que realiza actividades de patrullaje y vigilancia en caminos de segundo orden, terracería y campo traviesa, mediante el empleo de vehículos todo terreno ligeros y que cuenten con un blindaje ligero, por lo que la demanda actual es de un prototipo de vehículo todo terreno a fin de que sea evaluado en las condiciones que normalmente realizan sus actividades los militares”, se lee en la descripción de la problemática.

La Defensa Nacional destaca que los avances tecnológicos en el desarrollo de vehículos con aplicaciones militares “son constantes y costosos por la naturaleza de su aplicación, lo que conlleva al desarrollo nacional de este tipo de bienes que requiere la implementación de proyectos de investigación permanentes para conocer el estado del arte en esta materia”.

Mandos de la dependencia dijeron que la Dirección General de Industria Militares siempre realiza innovaciones tecnológicas y científicas, y la petición del presupuesto de 9.5 millones de pesos forma parte de éstas tareas.

“En la Secretaría de la Defensa Nacional constantemente se hace investigación y desarrollo militar en coordinación con universidades públicas, instituciones públicas de educación y otros centros, las investigaciones permiten desarrollar tecnología”, afirmaron funcionarios castrenses.

El objetivo es acondicionar las camionetas Pick Up que actualmente utilizan las fuerzas armadas para que puedan contar con un blindaje ligero, mediante la modificación de su suspensión a fin de darle mayor movilidad en campo traviesa .

La investigación de la Sedena pretende resolver un problema de operación de los vehículos, pues este tipo de unidades son netamente comerciales y no están diseñadas para ser modificadas con el peso de un blindaje militar, además de que el sistema de suspensión no está diseñado para soportar el tránsito en zonas de difícil acceso.

Inclusive el presupuesto solicitado por la Sedena permitiría un ahorro al gobierno ya que es menor que los 12 millones de pesos que se requerirían para la contratación de un despacho de ingeniería para que realice el desarrollo de un vehículo todo terreno con blindaje ligero para que pueda ser utilizado en aplicaciones militares.

IGNACIO ALZAGA