19 de mayo de 2013 / 10:49 p.m.

Monterrey • La secretaria del Ayuntamiento de Monterrey, Sandra Pámanes Ortiz, pidió al abogado de los comerciantes informales dejar de engañar a sus representados y permitir la actuación de las autoridades para el ordenamiento de la ciudad.

Esto en respuesta a la advertencia del litigante Maximiliano González Yañez de solicitar un juicio político en contra de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes y otros funcionarios municipales por el presunto abuso en el desalojo de la calle comercial Morelos.

El conflicto entre autoridades y comerciantes informales se complicó luego de que el 13 de mayo un juez negó el amparo a 36 oferentes que solicitaron protegerse de las acciones municipales e instalarse en Morelos, por lo que el municipio impidió nuevamente su instalación.

Esto provocó una protesta en el Palacio Municipal que terminó con la actuación de la Policía de Monterrey para retirarlos.

“La administración municipal ha actuado apegada a derecho, en ningún momento hemos actuado en contra de nadie ni un ciudadano común ni comerciantes informales, yo le pediría a este abogado que deje de engañar a los comerciantes que deje que la autoridad municipal actúe en relación a ellos y encuentre una solución de fondo al ambulantaje”, mencionó.

Al cuestionarle si la solicitud al Congreso del Estado de abrir un juicio contra la edil es con intenciones políticas, la secretaria del Ayuntamiento se limitó a pedir al representante legal a que permita la acción municipal en cumplimiento de los reglamentos.

“"Nosotros no queremos ni la confrontación ni el choque con ninguno de ellos, ya la alcaldesa ha mencionado a pseudo líderes que quieren sacar una ventaja política, a este abogado le hago un llamado para que deje este tipo de actitudes, la razón estará del lado de quien hemos aplicado la reglamentación del municipio de la mejor manera"”, mencionó.

Clausuran bares en operativo

Por otra parte en el operativo permanente para verificar la legalidad de bares y centros nocturnos, Pámanes Ortiz informó que la noche del sábado clausuraron dos negocios que no cuentan con el permiso para la venta de alcohol.

En lo que va de la administración se han clausurado definitivamente alrededor de 20 negocios por no contar ni con la anuencia municipal ni con el permiso estatal.

“"La comisión revisora que depende del cabildo hemos aplicado alrededor de 20 clausuras definitivas porque no tienen ni siquiera la anuencia municipal ni por supuesto la estatal, son 20 de alrededor de 7 mil anuencias que se han otorgado"”, refirió.

SANDRA GONZÁLEZ