22 de enero de 2013 / 04:02 a.m.

Hoy Mary Toña se encuentra en evaluación psiquiátrica a través de la Procuraduría de la Defensa al Discapacitado, para poder ser tratada y que los hermanos se hagan cargo de ella.

Monterrey.- Hoy María Antonieta, quien padece de sus facultades mentales, y fue abandonada por su familia hace siete años es ayudada por su vecina. La vida de María Antonia dio un giro brusco hace siete años al fallecer su madre, pues sus seis hermanos, para no hacerse cargo de ella, decidieron abandonarla bajo llave, pese a padecer de sus facultades mentales.En lo que antes fue una casa con vida, hoy luce sin muebles, ni servicios como luz o agua, e incluso el baño se encuentra al borde sin recibir atención de los familiares, que viven a escasas viviendas.Fue ahí cuando María Concepción, una vecina, decidió ayudarle, y los hermanos de Mary Toña, como le dicen los vecinos, simplemente le entregaron la llave.Las atenciones son casi nulas, y las necesidades demasiadasAnte ello, la diputada Blanca Lilia Sandoval acudió a revisar el caso, descubriendo que incluso el apoyo económico que recibe Mary Toña por su estatus es aprovechado por sus hermanos para ellos.Hoy Mary Toña se encuentra en evaluación psiquiátrica a través de la Procuraduría de la Defensa al Discapacitado, para poder ser tratada y que los hermanos se hagan cargo de ella.Y con esto, esperar que las secuelas de los siete años de tormento desaparezcan poco a poco, pues esto, esto no es vida.Israel Santacruz