19 de febrero de 2013 / 10:34 p.m.

Dirigentes de dicho sector advirtieron que si no se logra una recuperación del mercado nacional a corto plazo, el impacto económico será devastador para más de 150 mil familias.

Veracruz • A casi un mes de que iniciaran los bloqueos de las bodegas de azúcar de los ingenios del país, productores de caña de la entidad llamaron al presidente Enrique Peña Nieto para que intervenga y autorice la exportación de más de un millón y medio de toneladas del endulzante.

En carta pública, signada por los dirigentes de los cañeros de la Confederación Nacional Campesina y Confederación Nacional de Productores Rurales de 18 ingenios de la entidad veracruzana, demandaron la creación de un fondo especial emergente que “permita compensar las pérdidas económicas del sector, derivado de las importaciones injustificadas por el pasado gobierno federal”.

Expresaron que las bodegas se encuentran al límite de almacenaje y existe el riesgo de parar la molienda, a tres meses de que termine la zafra, ya que no se ha frenado la importación del dulce proveniente de Centroamérica.

Los dirigentes cañeros de los ingenios Central Progreso, Constancia, El Carmen, El Modelo, La Gloria, San Pedro, El Potrero, San Cristóbal, Tres Valles, entre otros, advirtieron que de no lograrse una recuperación del mercado nacional a corto plazo, el impacto económico será devastador para más de 150 mil familias cañeras del país, que están ya a un paso de la quiebra, por la insolvencia derivada de los bajos precios del dulce.

Las pérdidas del sector azucarero superan ya los 12 mil millones de pesos, lo que repercute en la economía de 207 municipios de los 15 estados del país donde hay ingenios.

El 21 de enero pasado los cañeros iniciaron bloqueos a las bodegas de azúcar en demanda de que acabe la importación de más de 2 millones de toneladas de endulcorantes que sobresatura el mercado nacional y provoca la caída del precio del azúcar mexicana.

Ahora los productores están pidiendo un fideicomiso maestro de exportación para estabilizar el mercado nacional y la creación de un fondo especial emergente para compensar las pérdidas económicas del sector.

ISABEL ZAAMUDIO