13 de marzo de 2013 / 09:11 p.m.

Monterrey • La bancada local del PRI pidió el cese de los inspectores de Alcohol y Vigilancia de Monterrey que participaron en la clausura del Bar el Catrín, en donde presuntamente existieron abusos de autoridad y violaciones a los derechos humanos de clientes y empleados del establecimiento.

Se trata de un punto de acuerdo presentado por el Diputado Local del PRI, Daniel Torres, en el que además solicita a la alcaldesa Margarita Arellanes "dejar de contratar porros" para el área de alcoholes e inspección y vigilancia.

Este miércoles Milenio Monterrey publicó una serie de vídeos en los que se evidencia el actuar de algunos inspectores del municipio y con los cuales el dueño del bar mencionado se ha quejado por la forma en que se realizó el operativo.

En el punto de acuerdo Daniel Torres proyectó en las pantallas del Pleno del Congreso del Estado un video en el que uno de los empleados del municipio intenta besar a una de las trabajadoras del bar y se escucha que le habla con palabras altisonantes.

El diputado local de Acción Nacional señaló que el operativo se realizó fuera del horario de venta de alcohol y aseguró que el dueño del Bar El Catrín fue quien provocó a los inspectores.

Al final la solicitud de exhorto fue turnada a la Comisión de Derechos Humanos para su estudio y análisis.

REYNALDO OCHOA