10 de abril de 2013 / 10:45 p.m.

Monterrey.- • La bancada local del PAN pidió de nueva cuenta la desaparición de la tarjeta Feria, luego de revelarse un aumento en las tarifas del sistema de prepago, por lo que los usuarios ya pagan lo mismo teniendo esta tarjeta o pagando en efectivo el cobro de castigo.

Mediante un posicionamiento, el diputado local del PAN, Jesús Hurtado, desaprobó el alza a la tarifa, dada a conocer por Milenio Monterrey, en donde usuarios y transportistas señalaron que ahora el costo del pasaje con tarjeta es de diez pesos con seis centavos, mientras que la tarifa de castigo se mantiene en los diez pesos.

"Aquí queda en evidencia la mentira que el Gobernador del Estado hizo en el mes de diciembre, quien anunció que las tarifas del servicio urbano de pasajeros no se incrementarían… pero se irán ajustando poco a poco hasta alcanzar la tarifa justa en la tarjeta Feria", recordó en tribuna Jesús Hurtado.

"Pues ese desplazamiento, ese ajuste, en la tarifa de la tarjeta Feria, que era de siete pesos con 50 centavos por viaje, ya sobrepasó a la denominada tarifa de castigo, es decir la que se paga en efectivo".

En este sentido, el diputado local del PAN exigió la desaparición del sistema de prepago, al considerar que ha resultado inoperante y, además, por el elevado costo que ahora tiene para los usuarios.

"Por eso, la tarjeta Feria debe desaparecer, ya que no ha dado más que problemas, desconfianza e incertidumbre a los usuarios del transporte público de Nuevo León", dijo el legislador albiazul.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Transporte en el Congreso del Estado, Daniel Torres Cantú, señaló que lo sucedido con la tarjeta Feria no se trata de un aumento en las tarifas del transporte, sino un deslizamiento correspondiente a los primeros cuatro meses del año como se había anunciado que sucedería.

En este sentido, aseguró que, más que un aumento, los usuarios gozan de un ahorro al usar el transporte, pues cuando trasbordan de ruta solo pagan la mitad del segundo pasaje.

REYNALDO OCHOA