13 de febrero de 2013 / 01:27 a.m.

Guerrero • El presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez solicitó que haya diálogo entre los líderes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) para evitar enfrentamientos entre sus seguidores.

Ortega Jiménez habló en torno a la polémica que prevalece actualmente entre las dos organizaciones indígenas más importantes de la entidad, a partir de la presunta intención de desmantelar al sistema de seguridad y justicia comunitarios.

Indicó: "Creo que debemos tener muy claro que la expresión que tiene experiencia en materia de seguridad pública es la CRAC y no la UPOEG; esta última organización, tengo entendido que se dedicaba a la gestoría social".

Advirtió que de seguir las cosas como hasta ahora, lo que viene es una división muy seria al seno de las comunidades indígenas y se puede producir un problema muy grave.

"Yo siento que ahí la UPOEG está errando el camino. No es que no le corresponda, pero creo que la CRAC es la que tiene el modelo y la experiencia en materia del prevención del delito".

De acuerdo a la perspectiva personal que tiene de las cosas, dijo que le preocupa mucho el hecho de que haya una contraposición de puntos de vista.

Anticipó que será un grave error el permitir que haya una división entre dos organizaciones hermanas que pelean por lo mismo; mejores condiciones de vida y un ambiente de seguridad.

Pidió que haya voluntad entre ambas agrupaciones para superar sus diferencias, ya que en su momento la administración estatal dio muestras de querer superar la tensión y deberían capitalizar dicho gesto.

 "Para mi este es un problema de liderazgos entre Pablo (Guzmán Hernández) por parte de la CRAC y Bruno (Placido Valerio) de la UPOEG, hay que ser claros porque eso pone en riesgo un proyecto que data de muchos años y sobre todo, coloca en una posición de riesgo a sus seguidores", recalcó.

Ofreció la mediación del Congreso local para evitar que haya una confrontación más directa.

Rogelio Agustín Esteban