13 de mayo de 2013 / 12:47 p.m.

Monterrey  • El que los transportistas pongan un ultimátum al Gobierno Estatal simplemente señala una falta de autoridad, pues si los particulares buscan rechazar los decretos publicados en el Periódico Oficial del Estado, deben ser sancionados conforme la ley lo indica, y no solamente convencerlos a través de regateos, señaló el diputado local del PAN, Jesús Hurtado.

El legislador, quien funge como vicepresidente de la Comisión de Transporte en el Congreso local, mencionó que los empresarios tienen un hambre voraz por el recurso económico, que se suma al bajo rendimiento de la tarjeta Feria.

“Desafortunadamente aquí la autoridad, que es la responsable de aplicar la ley y reglamento, vemos cómo está regateando plazos y tiempos, lo cual quiere decir que no tiene la suficiente autoridad de ejercer la ley y el reglamento.

“Los empresarios tienen un interés voraz de las utilidades, como lo han tenido en los últimos años, argumentando que la tarjeta Feria no rinde los resultados que se estaban esperando; y por otro lado, pidiendo un aumento de la tarifa de castigo y el hecho de que se hacen para atrás del 50 por ciento de descuento del transbordo”, aseguró.

El diputado albiazul detalló que los empresarios no han dejado de percibir dinero, pues mencionó que a través de un estudio se mencionó que por cada unidad de transporte de forma diaria se obtienen entre 800 y mil 200 pesos a causa de la tarifa de castigo, es decir, los usuarios que no utilizan la tarjeta Feria.

Esto, detalló, es razón suficiente para que no se justifique el retiro de la tarifa de descuento en transbordos, y mucho más que la autoridad no haga lo propio para sancionar a los transportistas cuando este hecho comience.

“Los empresarios no han dejado de ganar dinero, tenemos datos de que, en promedio, de 800 a mil 200 pesos diarios una unidad de transporte urbano recoge por tarifa de castigo en efectivo, a diferencia de la tarjeta Feria.

“Si lo multiplicamos por las cinco mil 200 unidades de transporte urbano y los 365 días del año, vemos que el margen de utilidad de los transportistas es altísimo, y es muy lamentable que el Gobierno del Estado no aplique la ley y el reglamento para someter a que los empresarios se adecuen a la aplicación de la norma en beneficio de los usuarios en particular”, afirmó.

Por su parte, el líder de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, Édgar Romo García, señaló que antes de afectar a los ciudadanos, se debe ceder a los intereses personales, por lo que los transportistas deben de mantenerse dentro de la legalidad y no dar marcha atrás al 50 por ciento de descuento en el transbordo de camiones urbanos.

Édgar Romo mencionó que si bien cada vez más usuarios compran la tarjeta Feria, se deben buscar otras medidas para que más personas la utilicen, y con ello se pueda apoyar a los transportistas, aunque destacó que lo principal es mantener las tarifas acordadas.

“Lo que vemos es que deben anteponer cualquier interés particular a favor de los intereses del usuario, el usuario es el único que no debe salir perdiendo de todo esto”, manifestó el coordinador de la bancada del PRI.

Israel Santacruz