14 de abril de 2013 / 12:24 a.m.

Los hoteleros de Nuevo León pidieron a la alcaldía de Monterrey que las acciones de desalojo de puesteros no sean exclusivas de la calle Morelos y que no sean solo una medida temporal, sino definitiva.

En un comunicado de prensa emitido esta tarde, la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León, AC, se ofrece para cooperar en la búsqueda de soluciones, aunque confía en que se llegue a un acuerdo entre las partes involucradas.

“Hacemos un llamado respetuoso al Ayuntamiento de Monterrey para que estas acciones no sean exclusivas de la calle Morelos y avenida Juárez, sino que se implementen a otras zonas densamente pobladas de comerciantes ambulantes”, propone la asociación en el comunicado.

Los hoteleros manifiestan su deseo de que las acciones de remoción y reubicación, realizadas en días pasados, “no sean sólo una medida temporal, sino que constituyan el inicio de un plan para regular eficientemente estas actividades, donde todos seamos beneficiados”.

El comunicado está firmado por Aurelio Garza Guajardo, presidente de la asociación.

En el mensaje, el organismo reconoce la labor realizada por la Dirección de Comercio municipal, pero dejan en claro que consideran los retos que implica el regular el comercio informal, pues para muchas familias es una fuente de empleo y sustento, por lo que se ofrece para “buscar soluciones de raíz”.

“No obstante, confiamos en que se logre un acuerdo entre las partes involucradas, que permita que los vendedores desplazados sean reubicados en zonas adecuadas e instalaciones dignas y que les permita integrarse a la actividad económica formal”, expresa.

Redacción