21 de junio de 2013 / 12:40 a.m.

Oaxaca de Juárez • Luego de emitir una alerta Amber para localizar a un recién nacido que fue arrebatado de los brazos de su madre por dos desconocidos, el pasado miércoles en esta capital, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca solicitó la intervención de la Procuraduría General de la República.

David Gutiérrez, director de la Unidad de Atención a Personas No Localizadas de la dependencia, planteó que se podría tratar del primer caso de robo de infante vinculado con el crimen organizado y dijo que se investiga a los responsables del hospital privado donde la madre dio a luz, ya que podrían estar implicados en el plagio.

Explicó que los padres, Jovita Martínez García, de 20 años de edad, y Salvador Julián Gómez, de 24, son originarios de la localidad de Pensamiento Liberal Mexicano, municipio de San Miguel Peras, distrito de Zaachila.

En un principio, los padres habrían solicitado que el nacimiento ocurriera en el Hospital Civil; sin embargo, no había espacio y fueron canalizados a la clínica privada “Betesda”, ubicada en la calle de Pensamientos de la colonia Reforma, donde la mujer dio a luz sin contratiempos.

Un día después, la madre y el recién nacido fueron dados de alta. Antes de salir de la referida clínica, según la declaración de los padres, salió un médico y les solicitó la compra de unos medicamentos en la farmacia de la esquina.

Los padres salieron con el bebé en brazos y caminaron hasta la botica referida. Después de realizar la compra y regresar a la clínica, refirieron que dos sujetos de 20 a 25 años de edad, vestidos con camisetas de tirantes blancas y pantalón negro, se les acercaron, y de manera sorpresiva les arrebataron al menor y huyeron del lugar, escabulléndose por las calles circunvecinas con rumbo a la avenida principal.

El padre del menor dijo que salió corriendo tras de ellos, pero no logró alcanzarlos.

El fiscal informó que los padres acudieron ante el agente del Ministerio Público tres horas y media después para denunciar el rapto.

Refirió que tras obtener la fotografía del bebé, se emitió la alerta Amber, misma que se ha logrado ampliar a todo el territorio nacional.

Indicó que el protocolo prevé se blinden las fronteras, principalmente la sur, con solicitudes a los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla, de México, Tlaxcala y Distrito Federal, de su apoyo para localizar a los responsables. Se hace lo mismo con las entidades del centro y norte del país, presumiendo que la victima ya no se encuentra dentro del territorio estatal y se intensifica la búsqueda en los estados limítrofes.

Dijo que la PGR apoya con operativos y retenes instrumentados por agentes federales, además de ampliar la indagatoria con uso de tecnología avanzada.

Indagarán a médico y responsables de la clínica

David Gutiérrez informó que se siguen varias líneas de investigación, por lo que se citará a declarar a los responsables de la clínica para que expliquen los motivos por los cuales solicitaron a la madre y al padre salir a la farmacia cercana a comprar un medicamento, llevando al recién nacido en brazos.

Precisó que el médico implicado ha evadido declarar, con la justificación de que está en cirugías permanentes, por lo que se urgirá su comparecencia mediante mandato judicial.

Adelantó que se solicitó la copia de los videos del sistema C-4 para identificar a los implicados, que huyeron con el bebé en brazos, una vez que su persecución ocurrió sobre una zona donde hay cámaras de video de seguridad.

También se han pedido los videos internos de la clínica para identificar si de ese mismo establecimiento salieron los responsables persiguiendo a los padres, para robarles al menor.

Mencionó que de la misma manera se han distribuido foto volantes de los responsables, en la zona donde ocurrió el rapto, y algunos vecinos y testigos nos refieren que habrían visto operar en otras ocasiones a los implicados.

Indicó que se habilitan redes sociales para dar con el paradero del bebé y de los responsables de su desaparición.

Informó que en los últimos tres años, 72 niños han sido raptados, la mayoría por conflictos familiares, de los cuales se ha logrado recuperar 71.

Aclaró que el caso reportado el pasado miércoles, es el primero cuyas características establecen que podría tratarse de una bien organizada banda criminal dedicada a la trata de personas, la explotación laboral infantil o con el tráfico de órganos.

ÓSCAR RODRÍGUEZ