11 de enero de 2013 / 02:36 p.m.

Juárez.- La madre del joven que murió al recibir varios disparos de arma de fuego en la colonia Fomerrey 131 la noche del pasado miércoles en el municipio de Benito Juárez, aseguró que su hijo era inocente y que desconoce a qué se debió el ataque perpetrado por hombres armados.

La mujer aseveró que Marco Antonio Bustos Campos, de 20 años, se encontraba buscando trabajo para ayudarla con los gastos del hogar.

Aunque vestía con ropa aguada y se le pudiera vincular con pandilleros o delincuentes, ella asegura que era un buen joven, sin problemas.

"¿Por qué le hicieron eso, a ellos inocentes?; ¿Por qué no le hacen algo a quien en verdad hace mal?"

"El quería encontrar trabajo para ayudarme porque a mí me ofrecieron trabajar, pero para que anduviera barriendo en las calles, pero a mí me hace daño el sol, y él me dijo: No mamá, yo voy a trabajar", dijo la madre del difunto, identificada como Silvia Campos.

Sin embargo, al hacer una revisión de cómo sucedieron los hechos, la madre sospecha que los delincuentes sí tiraron directamente contra su hijo, quien quedó tendido en plena banqueta en el cruce de las calles 20 de Noviembre y 1 de Mayo, justo afuera de su domicilio.

"Yo creo que fue con intención de darle a él porque estaba solo con su celular, y no sé por qué", agregó la mujer.

Un alumno ejemplar

Por otra parte, la familia del pequeño Julio Abraham, de 11 años, señaló que el niño se encontraba jugando con un balón de futbol cuando, al parecer, una bala perdida terminó con su vida.

Según los vecinos, el niño era un estudiante ejemplar que obtenía los primeros lugares en la escuela primaria donde estudiaba, en el turno vespertino.

Aunque trascendió que los atacantes se dirigían a una casa donde se distribuye droga, los vecinos no quisieron comentar al respecto.

La familia de Julio Abraham solicitó apoyo a las autoridades; según trascendió, recibirán apoyo por parte de las autoridades estatales para el servicio funerario y por parte del municipio para el terreno en el panteón.

Mientras tanto, los otros dos jóvenes que resultaron lesionados en el lugar, identificados como Rafael Robledo Ventura y Hugo Palomino, permanecen internados en el hospital Universitario donde se encuentran estables.

 ZYNTIA VANEGAS