5 de agosto de 2013 / 03:38 p.m.

 Comisarios de varias comunidades de Tlacotepec solicitaron permiso para portar armas de bajo calibre y adoptar mecanismos de autodefensa, con la intención de contener los desplazamientos de ciudadanos motivados por las agresiones de la delincuencia.

El alcalde, Mario Alberto Chávez Carbajal, sostuvo una reunión con comisarios de diferentes localidades la tarde de ayer, algunas afectadas por los desplazamientos provocados por grupos de gente armada, otras con representantes temerosos de que sufran el mismo fenómeno.

El primer edil fue informado de que muchos desplazados comienzan a regresar a sus lugares de origen, aunque otros han tomado la decisión de ya no volver y buscar otros lugares más tranquilos para vivir, entre ellos se considera la cabecera municipal.

En las comunidades agredidas y en otras cercanas, algunos comisarios solicitaron la autorización para utilizar armas de bajo calibre con la intención de garantizar su autodefensa, para inhibir más agresiones como la registrada la semana pasada.

Indicó que no les dio una respuesta, pero sí les dijo que tomaría nota de la petición y que la canalizaría ante las autoridades encargadas de la Seguridad Pública en el estado y la federación, con los que sostendría una reunión en la capital de Guerrero este lunes.

Chávez Carbajal mencionó que hasta el momento la gente de la sierra, particularmente en Tlacotepec, ha mostrado una clara tendencia hacia la paz, por lo que ésta es la primera ocasión en que recibe la petición de que se permita que ciudadanos se armen y conformen grupos de autodefensa.

 — ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN/CORRESPONSAL