17 de noviembre de 2013 / 11:47 p.m.

San Cristóbal de Las Casas.- El obispo auxiliar de la Diócesis local, Enrique Díaz Díaz, llamó a maestros y autoridades a solucionar el conflicto magisterial porque "no sólo las clases se pierden, sino que se genera agresividad de grupos que dicen apoyar a los mentores e inactividad de los menores".

En entrevista al concluir la misa dominical, el prelado dijo que hasta ahora no ve salida en el conflicto y lo triste es que a quien afectan más es al niño. "No hay muestras de apertura a soluciones, incluso hasta quienes dicen estar con los maestros se muestran agresivos con la sociedad", lamentó.

Pidió a las partes darse cuenta de que quienes están sufriendo más son los niños, y consideró que "un semestre no se recupera en un día, aunque se diga que van a tener más clases, además no sólo es eso, sino que un niño sin clases se acostumbra a no hacer nada".

Díaz Díaz también se refirió a un tema que trataron los obispos mexicanos en una asamblea, que se realizó la semana pasada en la sede la Conferencia Episcopal Mexicana.

Indicó que "como pastores (a los obispos) les duelen las víctimas que sufren de violencia, no sólo la que se da por la delincuencia organizada, sino a nivel familiar".

Ese asunto les preocupa, continuó, de tal forma que planteó la necesidad de trabajar mucho "desde la educación en la familia, donde se tiene que enseñar a convivir".

Notimex