13 de diciembre de 2013 / 04:11 p.m.

Tras el desahogo intempestivo del miércoles en Zuazua, Carlos Salcido se presentó ante los medios de comunicación en una conferencia solicitada por el propio jugador para pedir disculpas por tan arrebatado momento asumiendo una posible sanción pero sin quitar el dedo del renglón en cuanto a su deseo de salir de la institución.

En punto de las 9:30 de la mañana, el jugador ingresó a la sala de prensa para comparecer ante los medios, charla en la que no se pudo definir aún el futuro futbolístico y al contrario dejó abierta la opción de más capítulos para esta novela.

"Fue un momento malo porque como futbolista hay líneas que debes de respetar y he faltado el respeto a esas líneas que son la afición, la directiva y la institución.

"Estoy avergonzado, con pena..porque esta directiva es gente que no merecía que yo dijera tanta tontería. Espero que la gente me comprenda y si tiene un rencor conmigo espero solucionarlo", expresó Salcido ante los medios.

El jugador afirmó que se mantendrá al margen sobre las negociaciones entre la directiva de Chivas y Tigres esperando sólo la resolución la cual acatará.

"La decisión la tengo que acatar si sigo bien, estoy tranquilo, si nos toca salir es cosa de futbol y de la directiva, que tomen su decisión. Donde más tengo que hablar es en la cancha. En su momento la directiva me dirá que sigue", expresó Salcido quien agregó que asumirá las consecuencias de sus declaraciones.

"Soy dueño de mis propias palabras, si llega una sanción creo que estarán en todo su derecho", aceptó.

Aseguró que el sólo ha hablado en dos ocasiones con Jorge Vergara y que el no tienen ningún contrato o acuerdo con el presidente del rebaño.

Al final de la rueda de prensa Salcido volvió a entrar a las oficinas para hablar con Miguel Ángel Garza donde estuvo cerca de una hora, al dejar las instalaciones del Volcán, el jugador ya no dio declaraciones aunque confirmó que se reintegrará a los entrenamientos hasta mañana.

JOSÉ LUIS GARZA