14 de marzo de 2013 / 12:48 a.m.

El técnico del Málaga, Manuel Pellegrini, no se conformó con haber llevado al equipo por primera vez en su historia a los cuartos de final de la Champions League y ahora piensa en las semifinales.

El Málaga superó 2-0 (2-1 global) al FC Porto en La Rosaleda, para acceder al grupo de los ocho mejores de Europa, algo que nunca había conseguido. "El ambiente era impresionante, tuvimos confianza y había que demostrarlo todo el partido", destacó Pellegrini.

Comentó que "los aficionados se merecían un triunfo así. Nos enfrentábamos a un buen equipo, sabíamos que teníamos que jugar un partido muy inteligente y así ha sido".

Refirió que iniciaron "acelerados pero ellos tampoco tuvieron oportunidades. Supimos tener el corazón caliente y la cabeza fría", anotó el chileno.

El estratega "boquerón" elogió a su rival, al destacar que en el partido de ida supo sacar ventaja de su localía para imponerse 1-0, afortunadamente lograron remontar, "es un gran equipo".

Respecto al "hambre" que tienen sus pupilos por seguir haciendo historia en la competición, sobre todo los veteranos, el entrenador sudamericano comentó que "su personalidad cuenta. Es distinto jugar la Champions con el Málaga, y eso lo sé desde el primer día, cada triunfo lo celebran el doble".

"Ahora iremos a por las semifinales porque no vinimos de paseo a la Champions", advirtió "el Ingeniero", ex técnico del Real Madrid y Villarreal. "Los jugadores han hecho un partido completo, estamos entre los ocho mejores conjuntos de Europa y seguiremos luchando", agregó.

Acerca del rival que le gustaría afrontar en la siguiente ronda, Pellegrini respondió que "sería ideal no jugar ante equipos españoles, porque de este modo siempre tienes más opciones de seguir adelante, pero el que toque tocará".

Notimex