9 de octubre de 2013 / 12:28 a.m.

Nueve años después, el WRC (Campeonato Mundial de Rallies) tiene un nuevo campeón; de nueva cuenta un Sebastien, pero este de apellido Ogier e integrante del equipo Volkswagen. Cuando él dejó la escudería Citroën en 2011, pocos consideraban que podría obtener la corona en corto tiempo con la escuadra teutona, sin embargo, tras un año de desarrollo del Polo R WRC, en el cual se conformó con solo competir y recolectar información para crear un coche ganador, ahora presume su primer título; el inicio de lo que parece será un reinado posiblemente tan largo como el de Sebastien Loeb.

¿Cuándo tu iniciaste en el equipo Volkswagen el año pasado, tu pensabas tener éxito y ser campeón tan rápido?

La verdad es que no esperaba esto, nunca lo imaginamos. Al inicio del año pasado, cuando yo conocí el Polo R WRC fue bueno, pero nosotros solo sabríamos que tan competitivos seríamos hasta que la temporada iniciara. El segundo sitio en el Rally de Monte Carlo fue una sorpresa gigante, mientras que las tres victorias en Suecia, México y Portugal fueron realmente sensacionales para el espíritu del equipo, especialmente porque ganamos en tres competencias que son completamente diferentes como es la nieve en Suecia, la altitud en México y el primer evento de Europa del año en Portugal.

Entonces, ¿cuál era el plan esperado por el equipo para este año?

Bueno, nosotros teníamos contemplado este año estar en el podio, ganar algunos rallies la próxima campaña y pelear por el campeonato hasta el 2015, pero ahora que conseguimos todo esto en nuestra campaña de debut simplemente es increíble.

En su opinión, ¿cuál ha sido la diferencia entre Volkswagen y sus rivales?, porque este año Citroën se ha desplomado.

Si ustedes ven a los demás coches que compiten en el WRC, yo pienso que todos son competitivos. Por ejemplo, cuando yo manejé el DS3 WRC (Citroën), yo pensaba que era un buen coche, yo esperaría que no cambiara mucho, pero no lo sé con certeza. El Polo R WRC es excelente como se ha podido ver con las ocho victorias de este año. Es muy fácil de manejar y con un gran motor.

¿El coche de Volkswagen, el Polo R WRC tuvo un buen nacimiento?

La realidad es que no. Cuando lo manejé por primera vez en el test de 2012 no era muy bonito de manejar, pero nosotros lo desarrollamos tan bien en el año anterior y ahora somos campeones del mundo en su campaña de debut.

En el Rally México hablábamos de que el nombre de Sebastien Loeb lo perseguía. ¿Piensas que con este campeonato esa sombra se removerá?

Primero que nada, es bueno ser comparado con Loeb, quien es el más exitoso piloto en la historia del rally. Por su puesto que si puedes ganar un título venciendo a Loeb es aún mejor, pero también, al mismo tiempo, creo que es importante recordar que somos de diferentes generaciones y él solo hizo algunos rallies este año, así que no es posible compararnos. Yo soy Sebastien Ogier y él Sebastien Loeb. Tengo mucho respeto por lo que él ha conseguido y fue un momento especial cuando él me felicitó por el título el jueves después del final de la Powestage. Creo que los medios de comunicación han causado una "situación" entre nosotros, porque nosotros no fuimos rivales en Citroën. Yo no tuve problemas con él ni él conmigo. Yo recuerdo que nos conocimos por primera vez durante el Rally du Limousin 2007, en Francia. Él estaba ahí para ver la carrera y ver a su hermano. Después de la carrera, él vino hacía mí y me felicitó por mi desempeño. Loeb me ayudó a conocer a el equipo Citroën.

Si usted pudiera definir su mejor cualidad y su mayor defecto, ¿cuáles serían?

Es una pregunta difícil de responder y no creo ser la persona correcta, pero sé que Julien (mi navegante) dice que una cualidad positiva es la determinación para ganar, pero a veces no soy muy paciente con ello, lo cual no siempre debe ser bueno.

El gran número son nueve títulos. ¿Usted cree poder alcanzar esta marca?

Estoy feliz con el primero, por ahora. Debemos esperar y veremos

Luis Ramírez