27 de julio de 2013 / 03:21 p.m.

El extremo venezolano del Sporting de Lisboa, Jeffrén pretende cumplir su contrato con 'los leones' y no se plantea por el momento la posibilidad de salir pese a no haber viajado con el resto del equipo a Canadá para hacer la pretemporada.Así lo aseguró en declaraciones su agente, Brian Pugach, quien negó saber de los rumores que apuntan al interés de otros equipos por hacerse con sus servicios, entre ellos el Elche, recién ascendido a la Primera división española."A mí nadie se ha dirigido a preguntarme, no sé si habrán entrado en contacto con el club. Pero puedo asegurar con rotundidad que al Elche no irá Jeffrén, en caso de salir sería a otro país extranjero", afirmó Pugach.El agente reconoció que el futbolista recibió con extrañeza no viajar con el resto de la plantilla lisboeta a Canadá para disputar varios amistosos de pretemporada, aunque oficialmente la razón que le dieron fue "por ahorro de esfuerzos".El futbolista, ex del Barcelona y de origen venezolano, ya ha superado los diferentes problemas físicos que le lastraron durante su primera temporada y media en el Sporting.Jeffrén llegó a Lisboa en verano de 2011 a cambio de 3,75 millones de euros; tiene contrato por cinco años; y una cláusula de rescisión de 30 millones de euros.Fichado en principio como parte importante del once titular, las lesiones le fueron restando opciones y por el momento no ha logrado despuntar.A sus 25 años, en las dos últimas temporadas ha disputado 40 encuentros, la mitad de ellos desde el pitido inicial.Pese a la falta de oportunidades, Jeffrén confía en triunfar en el equipo lisboeta, inmerso en una crisis deportiva y financiera que se prolonga desde hace años."Si el Sporting me dijese que no quiere al jugador, entonces podríamos mover ficha, pero por el momento nada de eso ha ocurrido", insistió Pugach.El agente afirmó que el canterano culé se encuentra ya al cien por cien y reconoció que el año pasado durante algunos momentos no rindió al máximo nivel más por motivos de tipo "psicológico" y no sólo por problemas físicos.

EFE