11 de mayo de 2013 / 12:03 a.m.

El partido de vuelta de cuartos de final entre Atlas y Santos Laguna, será de "toma y daca", consideró el portero chileno Miguel Pinto, quien pese a las intervenciones que tuvo, negó haber sido el héroe de los primero 90 minutos de esta serie.

"Enfrentar a un equipo dos o tres días después de que lo enfrentaste, las mismas cosas no van a pasar, se hace un partido más cerrado, pero también con mucha ida y vuelta", comentó.

Mas allá de que fue pieza fundamental para que la "Furia Rojinegra" saliera sin goles en contra en este cotejo, el guardameta consideró que esa fue labor de todo el equipo y no de un hombre.

"No me considero héroe porque hice mi trabajo lo mejor que pude para beneficio del equipo, en lo personal a veces no sirve el trabajo hecho si no pasamos de fase", externó.

A su vez, el mediocampista Ricardo Bocanegra consideró que deben mejorar mucho en su cuadro bajo, porque más allá de que salieron intactos de Torreón, necesitan evitar cualquier tipo de susto.

"Tenemos que estar el doble de concentrados en la parte de atrás y cualquier llegada que nos toque tener, aprovecharla", estableció.

Finalmente, admitió haber experimentado un grado alto de impotencia por no haber visto acción en este duelo, "de no poder ayudar al equipo estando fuera, pero bueno, hay que estar apoyando con todo, dentro o fuera de la cancha hay que apoyar y estar al cien por ciento".

Los jugadores tendrán este viernes unas horas tarde para celebrar el "Día de las Madres" y se concentraran nuevamente por la noche para cerrar este sábado su preparación, de cara al juego de vuelta de cuartos de final del Torneo Clausura 2013, el próximo domingo a las 20:00 horas en el estadio Jalisco.

Notimex