14 de mayo de 2013 / 01:38 a.m.

El portero chileno Miguel Pinto, de los Rojinegros del Atlas, ha sido suspendido hoy por un partido en el fútbol mexicano, tras haber sido expulsado en los cuartos de final del torneo Clausura 2013 que su equipo perdió con el Santos Laguna.

La comisión disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol confirmó hoy el castigo a Pinto por impedir de manera intencionada un gol del equipo contrario, al tomar la pelota con la mano fuera del área.

Pinto, integrante de la selección nacional de su país, fue el "malvado" de los cuartos de final porque después de su expulsión, en el minuto 24, el Atlas quedó con un hombre menos y se vio superado 1-3 por el Santos Laguna, con dos goles decisivos del colombiano Carlos Darwin Quintero.

Este lunes fue sancionado con dos encuentros el entrenador del Atlas, Tomás Boy, por agredir a un contrario.

Enojado después de la eliminación, Boy intentó atacar a Quintero y cuando el entrenador del Santos, el portugués Pedro Caixinha lo impidió, empujó a su colega europeo, en un espectáculo calificado de lamentable por los medios.

Miguel Herrera, técnico del América, recibió la sanción de un partido y no podrá estar en el duelo de ida de la semifinal de su equipo ante el Monterrey por sus constantes reclamaciones a los árbitros, mientras el auxiliar técnico del Santos, Helder Elías Domingos, no podrá trabajar en la ida de la serie Cruz Azul-Santos, al ser suspendido por festejar los goles de manera antideportiva.

También fueron multados los equipos América, Morelia y Atlas, el primero por el comportamiento de sus hinchas que provocaron riñas, lanzaron bengalas y prendieron fogatas en el estadio Azteca en el duelo ante Pumas, el segundo por el ingreso de mantas, riña, bengalas y una bomba de humo por parte de sus seguidores y el tercero por el uso de rayos láser y el envío a la cancha de bombas de humo, hielo y papel.

Por la mala conducta de sus aficionados, América deberá pagar 104.000 pesos (unos 8.600 dólares), Morelia 65.000 (unos 5.400 dólares) y Atlas, 39.000 (unos 3.250 dólares).

EFE