11 de febrero de 2013 / 01:48 p.m.

Apodaca.- • Aún no hay rastro del paradero de los autores del múltiple homicidio de los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, informó el Vocero de Seguridad en el Estado, Jorge Domene Zambrano.

Al cuestionarle si el o los autores materiales del crimen ocurrido el 25 de enero podrían estar fuera de Nuevo León o el país, dijo que hasta la fecha no hay un dato preciso al respecto, por lo que siguen investigando.

Por este hecho, se encuentra una persona detenida, de quien no se han proporcionado datos generales; se informó que el sujeto fue capturado el pasado martes en el municipio del Carmen y confesó ser “"halcón"” del grupo los Zetas.

"“Estamos en ese proceso, no tenemos un dato formal de si habrán huido o están aquí"”, dijo.

El implicado confesó ante los agentes ministeriales trabajar como informante para el mencionado cartel de la droga y el día en que ocurrieron los hechos se encargó de vigilar la zona para reportar en caso de que llegaran las autoridades.

El hombre fue detectado en una brecha por elementos de la Policía Estatal de Caminos y, al mostrarse en actitud sospechosa, fue detenido y entrevistado.

Al caer en contradicciones, fue turnado a los agentes ministeriales y ahí aceptó su participación en el secuestro y muerte de los 17 integrantes del grupo musical.

En su declaración implicó al cartel de los Zetas como los autores de la masacre; fuentes allegadas a la investigación señalaron que son varios los móviles que se están investigando: uno de ellos podría ser una venganza en contra del líder de la agrupación.

“"Hay ya alguna información de quién pudo haber perpetrado este homicidio, sin embargo, no hemos podido dar con el paradero de los que pudieran ser sospechosos"”, mencionó.

Los músicos desaparecieron cuando tocaban en un evento privado en un lugar conocido como “"La Carreta"”, ubicado sobre el camino a Potrero Chico, del municipio de Hidalgo.

Días después, sus cuerpos fueron encontrados en una noria en una brecha del municipio de Mina.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS