11 de mayo de 2013 / 01:17 a.m.

Culiacán • El vocero de seguridad Víctor Hugo Espinoza Valenzuela, admitió que las autoridades de Sinaloa están totalmente sin pistas sobre los responsables del ataque en contra el Director de Seguridad Pública de Ahome, Jesús Carrasco el cual dejo un saldo de cuatro muertos.

En entrevista, Espinoza Valenzuela se abstuvo de mencionar a que grupo criminal pertenecen los sicarios que emboscaron el convoy del jefe policiaco y dijo que: "no se puede señalar a un grupo porque no hay identificación de los cadáveres", haciendo referencia a los tres pistoleros que fueron abatidos en un segundo enfrentamiento en el poblado El Coloradito.

Señaló que se les realizaron pruebas dactilares a los tres presuntos delincuentes abatidos, sin embargo, no aparecen con antecedentes por otro delito.

Asimismo reconoció que no tienen a nadie en custodia ni sospechosos en las indagaciones que se han realizado hasta el momento.

Dijo que la PGJE no tiene confirmada la presencia de los agentes municipales de Guasave a quienes Jesús Carrasco acusó ante los medios de comunicación de estar en complicidad con un grupo criminal avecindado en el municipio, los cuales supuestamente abandonaron la escena sin brindarle apoyo.

"Se le tomó la comparecencia al servidor público, será el ministerio público quien mandará citar a los policías, no hay una versión oficial de otra intervención, ya que una vez que se activó la alarma del ataque se trasladaron los cuerpos de seguridad de Guasave", afirmó.

Abundó que se siguen varias líneas de investigación sobre el atentado, ya que afirmó no se centra en que el objetivo de los gatilleros era asesinar al mando policial.

"Decir que el ataque fue a consecuencia por sus labores sería muy arriesgado, será el ministerio público quien determine cual fue el móvil", indicó.

Enfatizó que tampoco han establecido el número de sicarios que participaron en el atentado, aunque Jesús Carrasco señaló a los medios que se trataba de una célula de alrededor de cien pistoleros que se desplazaban en varias unidades, una de ellas un camión apócrifo blindado con el cual les cerraron el paso.

Descartó que estén vinculadas las recientes masacres ocurridas en el municipio de Los Mochis, donde un grupo criminal ha dejado diversos mensajes intimidantes contra el jefe policíaco.

CYNTHIA VALDEZ