25 de febrero de 2013 / 11:42 p.m.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia señaló que carecen de recursos para solventar la aprobación de los incrementos, además sostuvo que los sueldos de magistrados no ameritan de tentaciones que afecten el sentido de su labor.

 Monterrey.- • El Poder Judicial de Nuevo León cerró la puerta a la posibilidad de aumentos salariales o bonos de productividad, pese a que el Consejo de Remuneraciones los avaló desde hace varios años por la carga de trabajo que enfrentan los magistrados.

Graciela Buchanan, presidenta del Tribunal Superior de Justicia, explicó que carecen de recursos para solventar una erogación de esta naturaleza, por lo que ni siquiera han contemplado la opción de incrementar sus percepciones.

Los bonos nunca se aceptaron por acuerdo del pleno del organismo, al advertir complicaciones en su cobro por la discrecionalidad que implicaba.

Buchanan hizo referencia al candado del artículo 4 Constitucional, que establece la prohibición para que un magistrado renuncie a su ingreso o lo reduzca, como argumento principal para no revisar los salarios actuales del Tribunal Superior de Justicia.

En este tenor, rechazó por igual que el Consejo de Remuneraciones analice la actualidad de los ingresos en el organismo como se hizo en el pasado.

La funcionaria judicial sostuvo que los sueldos de magistrados son decorosos y no ameritan de consultas, además de que blindan a los integrantes del Tribunal Superior de Justicia de tentaciones que afecten el sentido de su labor.

LUIS GARCÍA