27 de abril de 2013 / 01:45 p.m.

Monterrey • Diez celadores del Cereso de Apodaca fueron ‘secuestrados’ durante dos horas en el interior del reclusorio por integrantes del grupo delictivo que mantiene el control en el lugar y las autoridades manejaron con total hermetismo el caso.

Ese incidente, en el que los empleados de seguridad resultaron severamente lesionados, ocurrió el pasado jueves alrededor de las 17:00.

Personal del lugar que prefirió omitir sus datos por temor a amenazas que recibieron por parte de los reos.

Sin embargo, informaron que los custodios estuvieron hasta las siete de la tarde bajo el yugo de los presuntos delincuentes que son procesados por diversos delitos, principalmente secuestro, homicidio y delincuencia organizada.

Los voceros mencionaron que el plagio del que fueron víctimas los celadores se derivó de un aseguramiento que en el transcurso de la semana realizaron los elementos del Ejército Mexicano comisionados en la seguridad de la entrada al centro penitenciario.

Agregaron que los militares aseguraron una cantidad importante de bebidas embriagantes que iban a pasar al interior por el área donde se ubican las oficinas de Fomento Laboral Penitenciario (Folapac) y eso molestó a los reclusos que decidieron vengarse con los celadores.

Aparentemente, elementos de la Fuerza Civil del Estado fueron alertados de la situación y acudieron al lugar, pero no les permitieron el acceso bajo el argumento de que no ocurrió nada.

Sin embargo, trascendió que fue el mismo director de Administración Penitenciaria, quien acudió al lugar y después de dialogar con los presos logró poner a salvo a sus empleados, quienes fueron liberados bajo amenazas de muerte.

REDACCIÓN