7 de junio de 2013 / 12:45 p.m.

 

 

Monterrey • A 113 años de prisión fueron sentenciados dos supuestos integrantes del crimen organizado que en junio de 2011 secuestraron en dos ocasiones a un Ingeniero Mecánico, a quien además chantajearon, le robaron su vehículo y 15 mil pesos.

Fue el juez quinto penal de Monterrey, quien ayer resolvió la sentencia en contra de Juan Francisco Rodríguez de la Rosa, apodado ‘El Cara’, de 36 años de edad, y Juan Édgar López Álvarez, ‘El Meca’, de 43.

Ellos fueron considerados responsables de secuestro agravado, chantaje, robo ejecutado con violencia moral, delitos cometidos contra la seguridad de la comunidad y robo, por lo que alcanzaron dicha condena.

Pero, de acuerdo a lo establecido en el Código Penal vigente en el estado, sólo deberán cumplir los 60 años de prisión, considerados como pena máxima.

Rodríguez de la Rosa y López Álvarez fueron capturados el 20 de junio de 2011 por elementos de la Policía Federal Preventiva, quienes los sorprendieron al momento que recibían la última cantidad de dinero que le habían exigido al afectado, de 36 años de edad.

Ese día, ellos fueron sorprendidos a bordo del vehículo tipo Tiida modelo 2010 con placas del Distrito Federal que le habían quitado al denunciante desde el 6 de junio.

Tras ser capturados, los dos delincuentes fueron reconocidos por el profesionista, quien los señaló como las personas que el 6 de junio de 2011 lo sorprendieron al salir de una cantina establecida en el centro de la ciudad.

Dijo que lo sometieron y despojaron de su vehículo, en el cual lo secuestraron por varias horas y lo llevaron a un cajero automático, donde lo obligaron a retirar cinco mil pesos que se sumaron a otros 10 que traía en un maletín.

El profesionista mencionó que tras apoderarse de sus pertenencias y el dinero, Rodríguez de la Rosa y su cómplice lo liberaron, pero bajo la amenaza de que lo asesinarían a él y a su familia si llegaba a denunciarlos, porque ellos eran integrantes de un grupo delictivo y se encargaban de distribuir droga en el centro de Monterrey.

Mencionó que el 18 de junio lo sorprendieron en su domicilio de San Nicolás, a donde llegaron a bordo de su vehículo y volvieron a secuestrarlo.

Comentó que ese día lo llevaron a un local comercial ubicado por la calle Democracia, a la altura de la colonia Sarabia y allí lo retuvieron por más de 12 horas, tiempo en el que lo maniataron y golpearon con una tabla.

Detalló que el 19 de junio en la mañana lo liberaron con la condición de que les entregara 25 mil pesos o lo volverían a secuestrar para asesinarlo.

El afectado agregó que ese día denunció los hechos ante la Marina, pero lo canalizaron con la Policía Federal, donde el 20 de junio organizaron el operativo en el que finalmente capturaron a sus verdugos.

Pese a que los detuvieron in fraganti, Juan Francisco y Juan Édgar se inconformaron con la condena que les impusieron y apelaron la resolución del juzgador.

Redacción