7 de febrero de 2013 / 02:12 p.m.

Monterrey.- • La bancada del PAN planteó la pregunta: “"¿dónde estaban, qué hacían y por qué de la noche a la mañana dejaron de ser importantes?"”, refiriéndose a los 400 empleados que el Gobierno del Estado anunció haber dado de baja como parte del Pofif y que, según los cálculos de los legisladores, ganarían 44 mil pesos mensuales cada uno.

Y es que, para los legisladores de Acción Nacional, las cifras dadas a conocer por el Gobierno del Estado como parte del “"plan de austeridad"” dejan más dudas que respuestas, pues consideran que están incompletas y no reflejan la realidad de las finanzas estatales.

Fernando Elizondo Ortiz, integrante de la Comisión de Hacienda del Estado, cuestionó precisamente los sueldos de estos 400 ahora exempleados y exigió que el Gobierno estatal informe al legislativo los cargos que ocupaba y por qué dejaron de ser importantes o si simplemente se trataba de aviadores.

“Mencionan un ahorro de 181 millones de pesos aproximadamente mediante el despido de 400 personas, si ustedes hacen la división, cada una de estas 400 personas ganaba 40 mil pesos mensuales, lo mismo que gana un diputado, nada más que los diputados somos 42, trabajamos bastante y parece que en el Gobierno del Estado había 400 (empleados) cuyas labores eran prescindibles porque ya los despidieron”, señaló.

“"Es que 181 millones de pesos es la mitad del presupuesto del Poder Legislativo de un año, ¿todo eso estaba sobrando?, ¿eran aviadores o dejaron 400 huecos en trabajos importantes dentro de la administración?, esa es la duda"”, cuestionó.

Por su parte, el presidente de esta misma comisión, Alfredo Rodríguez Dávila, señaló que la información que el Gobierno estatal da a conocer no los deja satisfechos, pues es dudosa e inconsistente.

“"No ha entendido o no quiere entender el Gobierno del Estado que necesitamos cifras más sólidas, tiene un desorden financiero en su gasto, decir que esos 600 millones de pesos es un ahorro deja muchas dudas"”, señaló refiriéndose al ahorro en materia de obra que el Gobierno definió como no prioritaria, lo que también cuestionó el legislador albiazul.

“No han entendido el mensaje que lo que queremos todos es que le quiten gasto al gasto negativo, al gasto malo, al "gasto burocrático, no queremos que dejen de invertir en el estado, de por sí cada año Nuevo León invierte menos con recursos propios y ahora resulta que también le recorta 600 millones de pesos a obras"”, señaló.

Los legisladores locales recordaron que fue hace casi un mes cuando acudieron al Palacio de Gobierno a solicitar un informe detallado sobre los avances de este Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas (Pofif), por lo que esperaran que exista un documento formal enviado al órgano legislativo.

REYNALDO OCHOA