10 de septiembre de 2013 / 01:52 p.m.

Monterrey • Nuevo León saldrá beneficiado con la reforma hacendaria, gracias a la llegada de más recursos y la permanencia de otros, dijo el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Para conocer mejor los alcances y beneficios, el equipo financiero del Gobierno del Estado inició ayer una serie de reuniones. Ahí harán cálculos para definir cuánto dinero representa para la entidad dichas modificaciones.

La reforma federal contiene la propuesta de que los pagos a los maestros se realicen de forma directa por el Gobierno de la República.

“A los estados nos viene muy bien; viene también el tema educativo que para Nuevo León es una carga enorme, el presupuesto del Estado de Nuevo León más del 50 por ciento se va al tema educativo y lo que propone la iniciativa es que el Gobierno Federal se haga cargo del pago a todos los maestros en una sola negociación; es decir, que ya se evite la doble negociación y que le cueste a las entidades federativas los maestros, en Nuevo León viene siendo toda la diferencia”, dijo.

Además de la simplificación de procedimientos para la declaración de impuestos para los empresarios, favorece la propuesta para formalizar toda actividad económica.

“Lanza incentivos para que las personas que se encuentran a la informalidad pasen a la informalidad; no es con un principio inquisitorio, le decía al presidente, que les convenga más estar en la formalidad porque van a tener un régimen muy sencillo para entrar y darle a su gente seguridad social, médica y con ciertas facilidades que el gobierno va explicar”, indicó.

Legislativo, polarizado

Mientras para el PAN, la propuesta golpea a los “mismos que siempre pagan impuestos”, para el PRI se trata de una miscelánea que ayudará al estado.

El diputado local del PAN, Jesús Hurtado Rodríguez, señaló que la reforma se quedó en “miscelánea” y no logró los objetivos esperados, pues aunque elimina el IETU, no amplía la base gravable y sí golpea con el ISR a estados que recaudan muchos impuestos, como Nuevo León.

“Se elimina el IETU, se elimina el IDE; sin embargo el proyecto es incrementar el ISR, gravar las cuotas escolares, mantener el gasolinazo, el IVA que sea parejo en todos los estados del país, esta reforma hacendaria no cumple con las expectativas”, explicó Hurtado Rodríguez.

“Nuevo León es uno de los estados más cumplidores, aporta mucho en cuanto al gasto a través de impuestos y por el contrario recibimos poco, si este impuesto se incrementa, la gente de Nuevo León se verá perjudicada”, agregó.

El líder de la bancada del PRI, Édgar Romo, señaló que se trata de una reforma que beneficia al país.

“Lo importante no es cuánto pagas de impuestos, lo importante es que todos paguemos de manera justa, y que lo que se recaude se aplique en beneficios para la sociedad y hoy estamos poniendo sobre la mesa una pensión universal”, señaló.

Ambos partidos celebraron la eliminación del IETU, creado durante la gestión de Felipe Calderón y que en Nuevo León causó molestia entre los empresarios hace cuatro años.

SANDRA GONZÁLEZ Y REYNALDO OCHOA