8 de junio de 2013 / 04:04 p.m.

Monterrey• La fusión de 16 dependencias del Gobierno Estatal que dará como saldo el despido de al menos unos 300 trabajadores, es algo que llegó tarde y aún existen dependencias gordas como la Secretaría de Educación y Desarrollo Social, consideraron los diferentes partidos políticos de oposición en el estado.

Para José Alfredo Pérez Bernal, dirigente del PAN en Nuevo León, dentro de la fusión de dependencias estatales para adelgazar el aparato gubernamental se debió incluir la desaparición del Instituto de Control Vehicular, donde sigue la tarea pendiente.

“Nosotros propusimos que las funciones del Instituto de Control Vehicular fueran absorbidas por la Secretaría de Finanzas y no se nos hizo caso”, subrayó.

Otra de las propuestas que sí hizo suya el gobernador, aseguró el panista, corresponde a fusionar a Fomerrey con el Instituto Estatal de Vivienda, debido a que ralizan labores similares.

En ese sentido, pidió que se atiendan los llamados que han hecho para desaparecer y fusionar otros órganos del aparato del estado.

“Ojala que así como nos escucharon en este tema, nos atendieran en los otros y esto hablaría de la seriedad con la que realmente estamos buscando para Nuevo León”, indicó.

Pérez Bernal puntualizó que no lo convence que las autoridades estatales siempre estén hablando de plazos futuros.

“Vemos que los plazos llegan y no se cumplen, como por ejemplo, desde octubre del año pasado que no conocemos el padrón de proveedores, a quién le están haciendo las compras y cuánto están erogando”, precisó.

Por otra parte, consideró Alfredo Pérez Bernal que el POFIF opera bajo un esquema virtual, porque aunque dicen que se están generando ahorros, nadie a ciencia cierta en dónde están los recursos que dejan de gastarse.

En ese sentido, el coordinador del Partido Nueva Alianza en el Congreso del Estado, Juan Antonio Rodríguez, aseguró que puede ser beneficiosa la acción, pero aún quedan dependencias obesas.

“A nuestro criterio todavía hay secretarías obesas en cuanto al número de personal que tiene, esta actitud debe de continuar, Secretaría de Educación Pública, Desarrollo Social, son secretarías que tienen mucha gente y el gobernador debería de ir reduciendo a fin de ir adelgazando la nómina” expresó.

Por su parte el legislador del PRD, Eduardo Arguijo Baldenegro, comentó que la estrategia para ahorrar es un plan con maña, ya que se tiene un presupuesto destinado para dichas áreas a fusionar.

“Las misma burocracia que estaba en las dependencias que están fusionando la están anexando al nuevo ente público, no están despidiendo funcionarios; deben desaparecer la dependencia y que no tenga ninguna actividad y que las asuma quien más o menos se parezca. No es casualidad, lleva plan con maña”, argumentó.

El diputado del Partido del Trabajo, Guadalupe Rodríguez Martínez, señaló que existe la preocupación porque aún el Ejecutivo del estado no ha dado a conocer las personas que estarán al frente de cada una de las áreas.

“Llega tardía y nos deja sin un sitio geográfico y sin un responsable plenamente identificado al cargo de los temas, las necesidades de la gente; lo único que queda definido es Educación y Salud, todo lo demás queda en una situación de indefinición que esperemos que nos aclaren en su momento para ver con quien tratar el problema”, mencionó.

VÍCTOR SALVADOR CANALES Y MARILÚ OVIEDO