1 de marzo de 2013 / 04:06 p.m.

Monterrey • Serán los inversionistas privados quienes “costeen” la mayor parte de la regeneración del “Nuevo” Barrio Antiguo al concretar sus negocios en la zona por medio de un trato directo con los vecinos y/ o dueños de los predios.

Sin precisar los puntos fijos del esquema financiero, el gobernador Rodrigo Medina y el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez explicaron que la intención es formar un fideicomiso de tierra; en el que los propietarios de los terrenos o inmuebles en la zona serán puestos en contacto con algún inversionista interesado en su predio, con el que discutirán de modo libre el tipo de asociación que tendrán.

De este modo será el inversionista quien correrá con los costos de las obras de remodelación, remozamiento o en su caso construcción.

"Entonces la fórmula que da el éxito inmobiliario es este cambio de normatividad que permita una densificación y por lo tanto le dan más valor a la tierra, este va a ser operado a través de un fideicomiso, a través de paquetes inmobiliarios, torales.

"Esto va a ocurrir a través de un fideicomiso maestro en donde se donan las tierras para esta reorganización de las mismas y este fideicomiso maestro puede tener fondos extranjeros para el desarrollo inmobiliario y también el dueño recibe a cambio la misma cantidad de tierra y la misma cantidad de metros cúbicos o de metros cuadrados de construcción que tenía y la idea es que todo mundo sea parte de este gran proyecto", dijo el funcionario estatal.

Por su parte, el gobernador aclaró que el dueño no perderá en ningún momento la propiedad de su inmueble sino que será vinculado para obtener el mayor beneficio.

"Nadie va a poner recursos, va a salir del mismo plan de negocios del valor inmobiliario que le vamos a dar al Barrio Antiguo, no van a perder sus propiedades, el decir aportar sus metros cuadrados no quiere decir vas a meter tu casa ahí y no vas a regresar, no la vas a conservar, pero vamos a hacer un plan de negocio con los vecinos para que ganen", insistió.

Recursos etiquetados

En cuanto a los montos que invertirán los gobiernos estatal y municipal estos aún no son dados a conocer, aunque se adelantó que ya existen recursos etiquetados para ello.

Gutiérrez Moreno destacó que la mayor parte de inversión ya fue hecha hace 20 años; en materia de introducción subterránea de servicios y drenaje pluvial.

"Pero también gran parte de lo que sucede es que eran muchos predios que están contenidos en muy pocas manos. Si tomamos en cuenta el número de propietarios estratégicos en el Barrio Antiguo, estamos hablando de una docena, doce propietarios estratégicos en donde se encuentra el Gobierno del Estado de Nuevo León, la Universidad Autónoma de Nuevo León, el municipio de Monterrey y otras gentes que han venido teniendo ya propiedades en esta parte", dijo el funcionario estatal.

Serán cinco paquetes inmobiliarios que se vayan desarrollando en medida de que la integración del Fideicomiso, así como las reformas al reglamento de uso de suelo de Monterrey sean dadas.

El secretario de Desarrollo Sustentable señaló que es de vital importancia el blindaje jurídico del Fideicomiso para dar tranquilidad a los vecinos del sector.

Residentes se inconforman

Algunos vecinos del Barrio Antiguo mostraron su molestia ya que consideran que sus propuestas no han sido tomadas en cuenta por las autoridades estatales, así como las municipales, en el plan de regeneración de la zona en la que habitan.

Los quejosos afirmaron que cuando existen proyectos de está naturaleza no se les toma en cuenta, por lo que consideran que las acciones que se están proyectando se llevarán a cabo de una forma unilateral.

Durante una junta realizada ayer dieron a conocer su postura, pero sólo acudieron tres personas de las sesenta familias que aseguran radican en el sector.

"El Municipio y Estado tratan de crear a espaldas de los vecinos programas que nosotros definimos como obras impuestas.

"En otras palabras nos van a decir que parecemos menores de edad y que la situación del Barrio Antiguo es está, sin embargo como no tienen raíces profundas, como los habitantes originales, es claro que desconocen la verdadera situación que se padece", dijo Mariano Núñez, representante de los habitantes del Barrio Antiguo. 

DANIELA MENDOZA LUNA