RICARDO ALANÍS
2 de junio de 2013 / 01:38 p.m.

Santa Catarina.- • Con el apoyo de elementos del Ejército Mexicano, de la Policía Municipal y de integrantes de la administración del alcalde de Santa Catarina, Víctor Manuel Pérez Díaz, este sábado fueron sembrados 130 árboles en el Bosque Urbano de la colonia Lomas de Santa Catarina.

De acuerdo a información de la Dirección de Comunicación Social, en lo que va de la presente gestión llevan tres mil 300 árboles plantados en ese municipio.

El programa de reforestación se realizó en el bosque ubicado entre las calles Cañón de la Mielera y Ángela Rodríguez del referido sector.

Estos trabajos fueron organizados por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, a cargo de Ernesto Chapa Rangel, y también participó el secretario de la Contraloría, Héctor Israel Castillo Olivares, además de empleados de Servicios Públicos, Desarrollo Económico, DIF, Desarrollo Urbano, Ayuntamiento y del Instituto del Deporte.

En el acto, informaron que las actividades ecológicas de esta semana se realizaron del lunes a este sábado y en total se sembraron 200 árboles en los sectores Lomas y Cumbres de Santa Catarina, así como en escuelas públicas del centro del municipio, con lo que se alcanza la citada cifra de tres mil 300 árboles.

Calibran llantas

Además, la administración de Santa Catarina inició una campaña de calibración de llantas frente al Paseo Comercial, una acción de reciclaje con la empresa Allen en el sector López Mateos, una lotería ecológica en la colonia La Aurora, además de un convenio con la Comisión Federal de Electricidad para ahorrar energía.

Esta semana denominada de Desarrollo Sustentable es un preámbulo al Día Mundial del Medio Ambiente a celebrarse este miércoles, en donde un tema relevante de este año es tratar de reducir los desechos y pérdida de alimentos.

De acuerdo a información internacional oficial, anualmente se desperdician 1.3 billones de toneladas de comida, equivalente a la producción alimentaria de los países de África Subsahariana, y diariamente 20 mil niños menores de cinco años mueren de hambre.