30 de abril de 2013 / 01:18 p.m.

Monterrey • Al margen de la situación financiera, el verdadero déficit del Fideicomiso de Fomento Metropolitano Fomerrey, es su carencia de reservas territoriales, aseguró su titular Edgar Oláiz Ortiz.

Señala que la última reserva que entregó el fideicomiso culminó en 2008 y fue la Alianza Real, por lo que al momento las tierras con las que cuentan no son factibles para la construcción inmobiliaria.

Cadereyta, García y Juárez son algunos de los municipios que considera deberían contar con espacios con la construcción de vivienda nueva para personas con recursos limitados.

“Lo que es importante para Fomerrey y para el estado de Nuevo León es la gestión de nuevas reservas que estén ubicadas en puntos donde existe ya la dinámica económica y esta infraestructura de servicios cercanos”, dijo.

Dijo que tanto el Instituto de la Vivienda como Fomerrey están empujando y planteando esta necesidad, sin embargo agregó que no toda la reserva tiene que estar en puntos periurbanos como los antes mencionados.

Al margen de ello y previo a una renovación a los planes nacionales de vivienda, Oláiz Ortiz señala la necesidad de densificar las colonias ya establecidas, acercando a los ciudadanos a espacios de calidad donde ya haya polos de desarrollo establecidos y no enviándolos a la periferia.

Explicó que existen muchas familias que se encuentran hacinadas en una sola casa, la misma Coneval maneja una cifra de 4.1 por ciento, ya que a diferencia de los años setentas, en que la problemática de vivienda estaba derivada de la migración del campo y otros estados, actualmente la situación tiene que ver con descendientes que viven en casa de los padres.

“Hijos, nueras y yernos que viven en las casas de sus papás y que prefieren vivir arrejuntados pero en colonias donde hay escuelas, calles pavimentadas, transporte urbano y clínicas, a irse a un punto periférico donde van a tener que tomar un camión que se van a tardar dos horas y gastar 60 pesos porque su fuente de empleo está en la zona metropolitana”, señaló.

El funcionario estatal dijo que ambas cosas se deben hacer a la par, por un lado adquirir nuevas reservas en zonas periurbanas y por otra enfatizar planas de redensificación.

Oláiz Ortiz señaló que la propuesta a las familias que viven hacinadas sería la de buscar recursos para construir hacia arriba, como una especie de condominios en donde pudieran estar todos en el mismo sitio, pero cada quien en su espacio.

“"Que se construyan segundos pisos o ampliaciones de sus casas, darles esa opciones, para que allí mismo puedan vivir, esto es una acción de densificación y racionalidad urbana, porque no empujamos a la gente hacia la periferia sino construiríamos acciones de densificación en donde ya tenemos la organización y los servicios.

“"Estos planteamientos los hemos estado impulsando en México, el tema es que nos ha todo el cambio de Gobierno Federal y estamos esperando que se organice y se termine la nueva secretaría que es la que debe manejar esta política de consolidación habitacional"”, puntualizó.

DANIELA MENDOZA LUNA