5 de junio de 2013 / 12:53 p.m.

 

 

Monterrey • El empate a 21 votos que mantiene dividido al Congreso del Estado tiene en el limbo jurídico a poco más de 70 dictámenes, en su mayoría cuentas públicas, que aunque ya fueron aprobados en comisiones, la falta de consensos impide que sean llevadas a votación del Pleno.

Es la primera vez que Nuevo León cuenta con un Legislativo que no puede llevar a cabo una de sus principales funciones: vigilar la ejecución de los recursos públicos y sancionar a los funcionarios que realicen el desvió o la mala ejecución de los mismos.

Esto se debe a un escenario en donde los grupos mayoritarios, PAN y PRI, encontraron el apoyo las fracciones pequeñas, Nueva Alianza, PT y PRD, pero de forma equitativa, pues mientras los 20 diputados del PAN son apoyados por Eduardo Arguijo del PRD, el PRI logra 21 votos con el apoyo de PANAL, PT y el diputado independiente Erick Godar Ureña.

Esto deja a los dos grupos en un perpetuo empate de 21 diputados contra 21 al someter a votación los temas controversiales.

El mismo escenario ha impedido que 77 expedientes ya aprobados en comisiones sean sometidos a la votación del Pleno, pues no alcanzarían una mayoría, al tratarse de temas polémicos.

Este es el caso de 18 cuentas públicas del Gobierno del Estado, entre las que están las del Isssteleón y del Instituto de Control Vehicular, que el presidente de la Comisión, el panista Alfredo Rodríguez Dávila, había propuesto en sentido de rechazo, pero que la bancada del PRI, apoyado en la mayoría que tiene en la misma comisión, cambió el sentido del dictamen y la aprobó.

La acción implícitamente encadenó estas cuentas públicas al voto en contra de la bancada del PAN en caso de ser llevadas al Pleno, lo que ocasionaría que estas cuentas fueran rechazadas.

Dicho escenario se remite al inicio de la legislatura, cuando la discusión por la repartición de las comisiones dejó paralizado al Congreso Local por cerca de un mes, tiempo en que lasnegociaciones impidieron a los diputados analizar leyes, dictámenes y cualquier cosa que no fueran exhortos en el Pleno.

La disputa acabó con un acuerdo entre el PAN y PRI, en donde las Comisiones que tuvieran como presidente a un diputado del PAN, tendrían una mayoría priista, y viceversa.

Al igual que las cuentas públicas de la Comisión de Hacienda del Estado, existen otras comisiones que viven escenarios similares, como Segunda y Cuarta de Hacienda Municipal, que mantiene 22 cuentas públicas de los años 2007, 2008, 2009 y 2010 de San Nicolás, San Pedro y Santa Catarina, sin poder ser llevadas al Pleno, pues enfrentarían el rechazo de la fracción priista que en comisiones las votó en contra y les realizó observaciones.

Asimismo la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales mantiene en el limbo la nueva Ley de Gobierno Municipal que tiene congelada 10 años, y que en esta legislatura avanzó pero no pudo ser aprobada en Pleno por diferencias entre las bancadas mayoritarias.

Los diputados están obligados a aprobar las cuentas 2011 antes de diciembre: la entrada en vigor de la reforma a la Ley de Fiscalización aprobada hace dos años obliga a los diputados a revisar las cuentas públicas en un lapso de un año después de ser recibidas por la Auditoría Superior del Estado.

En este sentido, las cuentas públicas del ejercicio 2011 serían las primeras obligadas por la ley a ser dictaminadas en un lapso de 12 meses.

Este plazo se vence el próximo diciembre, y los diputados locales en siete meses apenas han podido aprobar menos del 50 por ciento de las cerca de 150 cuentas públicas de ese año.

De no cumplirse con este plazo los diputados podrían ser sujetos a sanciones por incumplir con la Ley, que incluso podrían derivar en juicios políticos… aunque el órgano encargado de aplicar estas sanciones es el mismo Congreso del Estado.

Entrampados

El Pleno del Congreso se conforma por 42 diputados, de los cuales 20 son del PAN y 15 pertenecen al PRI, sin embargo, desde el inicio ambos lograron alianzas.

Acción Nacional sumó un voto más al pactar con el diputado del Partido de la Revolución Democrática, Eduardo Arguijo, con lo cual completó 21 sufragios.

No obstante, el PRI negoció con el PT, el Panal, y el diputado independiente Erick Godar Ureña, con quienes completó también 21 votos, lo cual genera numerosos empates en las votaciones.

Reynaldo Ochoa