23 de septiembre de 2013 / 11:59 p.m.

Monterrey  • De aprobarse la reforma energética, México estará ante la posibilidad de acceder al energético más barato del mundo, aseguró de visita por Monterrey el director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin.

Luego de exponer las ventajas de esta iniciativa, impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, ante integrantes de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) en Nuevo León y el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, el titular de la paraestatal dijo que eso se equipararía sólo con Estados Unidos o Canadá.

Con la representación del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, quien de última hora canceló su asistencia para atender un llamado presidencial con motivo de la contingencia meteorológica, resaltó que hay coincidencias con las propuestas que las tres principales fuerzas políticas han presentado en el Poder Legislativo.

Traerían consigo "que el país goce de tarifas eléctricas más baratas y que la política energética no solamente esté enfocada en producir crudo a 20 dólares y venderlo en 100, sino que todos los mexicanos tengamos un costo energético muy barato", apuntó en conferencia de prensa, tras el encuentro privado con industriales.

"México tiene la oportunidad de tener el costo energético más barato del mundo, junto con Estados Unidos y Canadá, el precio del gas anda en 3.6 dólares la unidad en Norteamérica, mientras que en Asia entre los 15 y 16 dólares y en Europa, entre los 10 y 12 dólares", expuso.

"Tenemos que capitalizar esta oportunidad a través de detonar las inversiones en el sector, hoy en día, esto está prohibido, porque sólo Pemex puede invertir en el sector", señaló.

El director general de Pemex subrayó que los tiempos de la reforma energética corresponden al Senado de la República, e insistió que aprobarse, "le permitiría al país crear 500 mil empleos de aquí al 2018 y 2.5 millones de empleos al 2025".

A la par, reiteró, "se permitiría mayor generación de gas y a partir de una generación de gas más barato, que bajen las tarifas de la electricidad para la industria, no sólo de Nuevo León, sino de todo el país y que las familias mexicanas tengan también tarifas de electricidad más baratas".

Dentro de este proceso, el organismo impulsa inversiones para revertir las pérdidas en Pemex Refinación, las cuales en 2013 ascenderán "prácticamente al uno por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual es precoupante".

Se busca modernizar refinerías que no tienen estándares internacionales de eficiencia por instrucción presidencial, enfatizó Lozoya Austin.

Remarcó además que Pemex, dentro de esta apertura a la inversión, tiene un compromiso con la industria mexicana y una muestra de ello, es haber escuchado las inquietudes y propuestas de industriales nuevoleoneses, los cuales encabezó el presidente de Caintra, Álvaro Fernández Garza.

Durante su agenda por Nuevo León, el director general de Pemex supervisó la infraestructura de la paraestatal e inauguró una planta de gasolina en la refinería de Cadereyta Jiménez, en la que se invirtieron cuatro mil 100 millones de pesos.

Notimex