27 de noviembre de 2013 / 05:32 p.m.

Mahdi Belounis indicó que su hermano Zahir lo llamó el miércoles por la mañana para decirle que "tiene la visa de salida en sus manos".

"Está muy contento. Ya compró su boleto aéreo", dijo el hermano en una entrevista telefónica.

La situación de Zahir Belounis se estaba convirtiendo en una vergüenza para el país del Golfo Pérsico, y el sindicato de jugadores FIFPro catalogó esta semana el caso como "deplorable".

Belounis dijo que estaba atrapado en Catar con su esposa y sus dos hijas. Las autoridades le habían negado la visa que necesitaba para salir del país debido a su disputa legal con el club catarí Al-Jaish por deudas salariales. El jugador tiene contrato con el equipo hasta 2015.

Belounis llegará a París el jueves por la tarde, señaló su hermano.

FIFPro y otros grupos habían pedido que se permitiera a Belounis salir de Catar.

"Como representantes de los futbolistas profesionales en todo el mundo, FIFPro le podrá dar la bienvenida a un miembro de la familia", indicó el sindicato en un comunicado.

De todas formas, FIFPro realizará la visita de cuatro días a Catar que tenía planificada a partir del jueves, "en un intento por prevenir la miseria de los que se encuentran indefensos bajo estas condiciones del sistema laboral catarí de kalafa".

Mahdi Belounis dijo que la presión fue vital para convencer a las autoridades de Catar a dejar que su hermano saliera.

"Se dieron cuenta que estaban dañando su imagen", comentó Mahdi Belounis. "La presión de FIFPro fue la gota que colmó la copa. Entonces dijeron, 'tenemos que detener esto y darle la visa de salida'''.

Zahir Belounis alegó que las autoridades cataríes no le dieron la visa para castigarlo por intentar recuperar los salarios que dice que el club le debe.

Su caso fue otro ejemplo del sistema laboral conocido como kalafa, que prohíbe que los trabajadores salgan del país sin la autorización de sus patronos. También sirve como munición para los críticos que acusan a Catar de no respetar los derechos de los obreros migrantes.

"Este sistema me está matando lentamente, y mucha otra gente sufre de la misma manera", escribió Belounis en una carta publicada este mes por el diario The Guardian, y dirigida a Zinedine Zidane y Pep Guardiola con una solicitud para que intervinieran a su favor.

"No he visto a mi familia en Francia desde junio de 2012 porque mi patrono se niega a darme la visa de salida", escribió. "No soy el único en esta situación. Muchos obreros que construyen estadios para el Mundial de 2022 se encuentran en la misma situación que yo".

"Si Catar no elimina este sistema de visa de salida, entonces habrá cientos, quizás miles, de personas atrapadas aquí", agregó.