23 de enero de 2012 / 01:50 p.m.

Auckland • Las autoridades neozelandesas detuvieron hoy a tres manifestantes durante el desalojo de los campamentos de "indignados" en Auckland, la mayor ciudad del país, informó la prensa local.

La Policía se incautó de varios vehículos, tiendas de campaña y otras propiedades en los cuatro campamentos donde habitaban desde el pasado octubre decenas de personas del movimiento "Ocuppy", basado en las protestas de Nueva York y Madrid contra la élite financiera.

"El Ayuntamiento de Aukcland reitera su determinación para respetar y proteger el derecho de expresión de sus ciudadanos, pero no permitirá más campamentos ilegales en los espacios públicos", dijeron en un comunicado las autoridades locales.

El Consistorio agregó que los ciudadanos de la ciudad quieren que les devuelvan sus espacios públicos para poder celebrar sus festivales, como el de las Linternas previsto el próximo mes.

El desalojo se basa en la decisión de un juez, que el pasado diciembre decretó que los "indignados" tienen derecho a protestar pero no a acampar indefinidamente.

Uno de los manifestantes, John Minto, denunció que los detenidos no ofrecieron resistencia a los agentes y agregó que continuarán con el movimiento, a pesar del desalojo y los arrestos.

"Es un movimiento con mucho éxito, no importa cuantos sean arrestados o cuantas tiendas de campañas sean tiradas abajo por los agentes del Ayuntamiento", afirmó Minto.

Otros grupos de "indignados" continúan acampados en la capital, que ayer celebraron junto con los manifestantes de Auckland los 100 días de protesta contra la desigualdades sociales que achacan al poder financiero.

EFE