28 de febrero de 2013 / 09:33 p.m.

Veracruz • Después de tres días de haber sido requisada la policía municipal de Alvarado y detenido los 20 elementos que integraban la corporación, y luego de que sus familiares realizaran plantones de protesta para conocer su paradero, el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa confirmó que los mismos fueron intervenidos por su presunta colusión con la delincuencia.

Los policías de Alvarado fueron intervenidos para garantizar la seguridad a la población, apuntó el titular del Ejecutivo, quien dijo que la depuración que se hace es parte del esfuerzo para lograr una policía confiable con mando único.

Enfatizó que lo de Alvarado es un ejemplo claro de que están actuando, respaldando y defendiendo a la sociedad.

“Donde consideramos que existan elementos que nos hagan estar con la mínima suspicacia que existan policías que no son confiables o peor aún que están trabajando en contra de la sociedad actuamos en consecuencia”, apuntó.

El lunes 25 de febrero se conoció que la Secretaría de Marina, Policía Federal y Estatal habían intervenido a los policías municipales de Alvarado, por su presunta participación en hechos de extorsión, secuestros y cobro de piso a comerciantes y ganaderos de “La Generosa”; desde ese día policías estatales y marinos se hicieron cargo de la seguridad, pero fue hasta este jueves 28 que el hecho fue confirmado por el gobernador Duarte de Ochoa, ya que familiares de los detenidos se manifestaron porque no han tenido comunicación con ellos y desconocen su paradero.

Incluso la presidenta municipal priista de Alvarado, Sara Luz Herrera Cano admitió que no sabía qué había pasado con los policías, ni dónde se encontraban, a pesar de que Javier Duarte de Ochoa ya había confirmado la detención por parte de la Armada.

Con los policías de Alvarado ya suman una decena de municipios veracruzanos donde son requisadas las corporaciones y la seguridad ha pasado al mando de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y la Policía Naval.

ISABEL ZAMUDIO