3 de julio de 2013 / 01:44 a.m.

Guerrero • La coordinadora de la Policía Ciudadana de Olinalá, Nestora Salgado García, sostuvo que dicho sistema de seguridad no será desmantelado como lo reclama el ayuntamiento y grupos de ciudadanos inconformes. Advirtió que si se suscita un enfrentamiento, será responsabilidad del alcalde Eusebio González.

Salgado García, quien forma parte de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitaras, sostuvo que existe una campaña de desprestigio orquestada por el gobierno municipal, que tiene la pretensión de desmantelar la Policía Ciudadana que se constituyó después del movimiento de autodefensa del 27 de octubre de 2012.

Salgado sostuvo que la selección de los 100 elementos de la PC que opera en Olinalá derivó de asambleas en barrios y colonias, por lo que cada elemento tiene el respaldo de sus conciudadanos.

Agregó que los policías ciudadanos actúan de manera independiente a la Preventiva municipal y gozan de la confianza de la población, a diferencia de los uniformados que hace un año toleraban la presencia de presuntos integrantes del crimen organizado.

En las últimas semanas, el cabildo distribuyó una encuesta en la que preguntaba a los habitantes si preferían la permanencia de la Marina en la localidad o se quedaban solamente bajo el resguardo de la comunitaria.

Dicha encuesta es engañosa, según Nestora Salgado, al señalar que hasta los integrantes de la PC avalan la permanencia de la Marina en el lugar, pues admiten que su presencia inhibe el retorno de los integrantes del crimen organizado que fueron expulsados tras el movimiento de octubre de 2012.

"En realidad promueven ese escrito para que nosotros nos vayamos, le mienten a la gente e incluso organizaron una marcha en nuestra contra. Para que la gente fuera dijeron que iría el gobernador y hasta les regalaron despensas", dijo.

La semana pasada, Juan Rendón Mancilla, integrante del Consejo Ciudadano que se creó en Olinalá, viajó a Chilpancingo junto con Zulma Rodríguez Rosendo, esposa de Eugenio Sánchez González, detenido por la comunitaria bajo el señalamiento de cometer robo de ganado.

La señora Zulma Rodríguez sostiene que su esposo demostró con documentos que compró legalmente la cabeza de ganado.

Sin embargo, Nestora sostuvo que los documentos presentados son apócrifos, carecen de firma, tanto de comprador como de vendedor.

El esposo de la señora Zulma permanece en la Casa de Justicia que la CRAC tiene en El Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres.

En Chilpancingo, el alcalde Eusebio Gonzalez dijo simpatizar con la propuesta de que la PC sea desmantelada para que la Policía Preventiva, que está legalmente reconocida, sea la que se encargue de resguardar a la población.

Dijo que la PC realiza detenciones arbitrarias y que el riesgo de que haya enfrentamientos es real, ya que son muchos los ciudadanos inconformes.

La coordinadora de la PC también reconoció que hay riesgo de confrontación en la cabecera de Olinalá, pero aclaró que si eso ocurre, será responsabilidad de las autoridades locales.

Mientras tanto, dijo que la Policía Ciudadana no se irá de Olinalá y que lejos de eso, mantiene una tendencia muy clara hacia el crecimiento porque los habitantes de la cabecera observan que sí están trabajando para erradicar el delito.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN