Marco Antonio Coronel y Notimex 
8 de julio de 2013 / 10:50 p.m.

Ciudad de México • Raúl Resendiz Bretón es el hombre más buscado en Tultepec, Estado de México. Es el policía municipal que asesinó, en presunto estado de ebriedad, a dos jóvenes en la colonia Amado Nervo.

“El uniformado les disparó, es un hecho que ya confirmamos, ahora tenemos que investigar dónde se esta escondiendo”, dijo Sergio Luna, presidente municipal de Tultepec.

Según testigos, el oficial les disparó porque pensó que un grupo de siete jóvenes lo habían ofendido.

“Nosotros le mentamos la madre al conductor de una camioneta blanca que pasó por avenida Centenario, el policía se regresó, nos insultó, sacó su arma y le disparó a mis primos”, recordó Ángel Falcón Bautista, quien caminaba por la calle junto con los occisos.

Declaran policías municipales

Cuatro policías municipales rinden declaración ante el Ministerio Público por su presunta participación en los hechos violentos registrados este domingo, en los que dos jóvenes resultaron muertos y uno más herido de bala.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) confirmó que el gobierno municipal presentó a cuatro uniformados que ayer estuvieron presentes en el lugar de los hechos, a fin de que se deslinden responsabilidades.

En tanto el policía presunto responsable del doble homicidio, Raúl Reséndiz, continúa prófugo, por lo que se hizo la difusión de su fotografía, como parte del operativo para su detención, detalló la dependencia estatal.

Además el ayuntamiento informó que el director de seguridad municipal, Christian Lara, también se encuentra a disposición de las autoridades, para colaborar con las investigaciones como responsable de la corporación.

Los hechos ocurrieron ayer domingo en la calle Centenario, de la colonia Amado Nervo, cuando los elementos policiacos se enfrentaron con tres jóvenes, porque presuntamente estos últimos se opusieron a ser detenidos por alterar el orden público.

Sin embargo, de acuerdo con los vecinos de la zona esta versión es falsa y acusaron a los policías de abuso de autoridad por lo que exigieron justicia, lo que motivo que quemaran cuatro patrullas y dañaran otras ocho.