1 de marzo de 2013 / 02:11 p.m.

Monterrey • Momentos de angustia vivió una familia del sur de Monterrey, luego de suscitarse un incendio en uno de los cuartos de su casa, al parecer por un corto circuito, logrando ponerse a salvo gracias a la oportuna presencia de un elemento de la Policía Regia que utilizó un extinguidor de la vivienda.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 22:30 horas en la calle Pirineos 1836 cruz con San Diego, en la colonia Villa Florida.

En esa vivienda habita Marisela Beloquio de Fernández, junto con sus seres queridos.

De acuerdo las indagatorias, el uniformado Víctor Manuel Luévano Eufracio, de la patrulla 93 de la Policía de Barrio de la Regia, realizaba un rondín de vigilancia por el sector, cuando pasó precisamente frente a la vivienda de la familia. Fue cuando salió una jovencita menor de edad diciéndole que su casa se estaba quemando.

El preventivo entró corriendo a la casa donde los moradores estaban desesperados, por lo que el policía tomó un extintor y sofocó las llamas que acabaron con un ropero de madera, amenazando la lumbre con extenderse a otras habitaciones.

Para cuando llegaron elementos de Bomberos Nuevo León y Protección Civil de Monterrey, el incendio había sido sofocado por el policía.

Paramédicos de la Cruz Verde Monterrey aplicaron oxígeno a una dama por síntomas de intoxicación, pero no pasó a mayores.

IRAM OVIEDO