9 de abril de 2013 / 12:53 a.m.

Chilpancingo • Respaldados por maestros disidentes y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, 38 policías comunitarios ingresaron armados a Chilpancingo; se manifestaron en los juzgados del Poder Judicial de la Federación y realizaron un mitin en la plaza central Primer Congreso de Anáhuac, justo frente al monumento de José María Morelos y Pavón.

La noche anterior, elementos de la Policía del Estado y del Ejército Nacional detuvieron en un retén a Nahúm Santos Bartolo, segundo comandante de la policía ciudadana en El Troncón, población perteneciente al municipio de Tixtla.

Santos Bartolo se trasladaba hacia la comunidad de Acatempa y fue detenido en un retén ubicado en el barrio de San Miguel, sobre la carretera que comunica con el municipio de Mártir de Cuilapan, el cargo que se le imputó fue portación ilegal de arma de fuego.

La noche del domingo fue trasladado a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), hasta donde llegó para asistirlo Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDM).

La captura fue asumida como un acto de hostigamiento del gobierno estatal, que de acuerdo al promotor Gonzalo Molina, es consecuencia del respaldo que la CRAC otorgó al movimiento contra la Reforma Educativa que impulsa la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

Marchan hacia la capital

Desde las 11:15 del lunes, 38 policías comunitarios de Acatempa, Tecolcintla, Zacatzonapan y el Troncón, iniciaron una marcha desde la salida principal de Tixtla con dirección a Chilpancingo.

Pedro Santos Bartolo, primer comandante de El Troncón dio a conocer la intención de la movilización: “Vamos porque se cometió una injusticia y no nos regresaremos hasta que nos lo regresen”.

A los comunitarios los acompañaron estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, para avanzar solamente utilizaron un carril de la vía que va hacia Tlapa de Comonfort.

La presencia militar

Antes de las 11:30 del día, elementos del Ejército se apostaron en la entrada oriente de Chilpancingo para esperar el arribo de los comunitarios, con la intención de evitar que ingresaran armados a la ciudad.

Eran integrantes de la 35 Zona Militar que llegaron a bordo de dos convoyes y tres camionetas artilladas, por lo que se ubicaron a los dos lados de la carretera, a casi un kilómetro del crucero de la colonia Indeco.

Después de las 13:00 horas, sobre a misma carretera se instaló un contingente de la CETEG, con la intención de recibir a los comunitarios y evitar que fueran detenidos por los soldados, que fueron reforzados por policías federales.

Mientras ambos grupos esperaban el arribo de los comunitarios, dos helicópteros sobrevolaron la parte oriente de la capital del estado de Guerrero, particularmente bajaron la altura

Liberan al comandante

A las 14:00 horas con 10 minutos, Nahúm Santos Bartolo fue puesto en libertad y para las 14:40 se presentó en el punto en que se encontraba el contingente de la CETEG.

En la entrevista con los medios dijo que había pagado una fianza de 15 mil pesos y que se le anticipó que tendría que regresar a firmar ante el Juzgado federal.

El comandante fue recibido en medio de una fuerte ovación, misma que se rubricó con las consignas tradicionales del magisterio disidente.

Al principio, el comandante de la CRAC en Acatempa, Pastor Coctecón Plateado dio a conocer que se regresarían de ahí mismo hacia Tixtla, puesto que ya se había logrado el objetivo de liberar al segundo comandante del Troncón.

Pero casi de inmediato, el promotor Gonzalo Molina propuso que de cualquier manera se ingresara a Chilpancingo, ahora para exigir la liberación del maestros Mario Durán Torres, quien fue detenido en el desalojo del viernes 5 de abril en la Autopista del Sol.

La propuesta se aprobó de manera unánime, por lo que en medio de un valla humana formada por maestros, estudiantes y padres de familia, los comunitarios entraron a Chilpancingo por las vialidades del sector oriente.

Fue la primera vez en que un grupo armado de la CRAC entra a Chilpancingo, ante la mirada impasible de elementos del Ejército nacional y la Policía Federal.

CRAC en la Primer Congreso de Anáhuac

Para las 13:15, la marcha se concentró en las instalaciones de los juzgados 1 y 7 del Poder Judicial de la Federación, para reclamar a gritos la liberación del profesor Duran Torres.

Después los maestros y policías comunitarios siguieron hacia la plaza central y llegaron hasta el zócalo en donde realizaron otro mitin.

Los policías comunitarios marcharon frente al antiguo Palacio de Gobierno, pasaron ante la puerta principal del ayuntamiento y se apostaron en descanso frente al monumento a José María Morelos y Pavón.

Posteriormente agradecieron el respaldo otorgado por la CETEG y se alistaron para regresar hacia sus comunidades de origen.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN/ ADRIANA ESTHELA FLORES