Zyntia Vanegas 
21 de agosto de 2013 / 09:29 p.m.

 

Juárez.- • El municipio de Juárez ya no es inseguro, señaló el alcalde Rodolfo Ambriz, quien aseguró que son esporádicos los casos que se presentan de la delincuencia.

“En Juárez se respiran otros aires, se residirá con una mayor tranquilidad, todo el mundo lo dice, Juárez es diferente, no somos ajenos a los hechos aislados, sigue habiendo carros sospechosos”, expresó.

El edil mencionó que están trabajando para combatir el analfabetismo y la inseguridad, al acudir a la inauguración del centro de aprendizaje Zihuame Mocilla, en la colonia Villas los Naranjos.

El funcionario explicó que un factor que ayudó a que disminuya de manera importante la inseguridad es que cuentan con policías comprometidos que no se sienten tentados por los delincuentes.

“Nuestra policía es muy comprometida con la sociedad, yo considero de las más dignas que tiene el estado, nuestros policías son amables, incorruptibles, dan una excelente atención, además de que tenemos la policía mejor pagada y eso permite que no haya quien les coquetee en el ámbito de la delincuencia”, dijo.

El salario de los elementos de la policía en Juárez es de 14 mil 500 pesos, según ha expresado el mandatario municipal.

Actualmente la corporación cuenta con 177 elementos, que no son suficientes para cuidar todas las colonias, pero han realizado un buen trabajo, aún faltan alrededor de 200 elementos para completar la corporación.

Trabajan en zonas recreativas

El edil dijo que en poco tiempo se recuperará al cien por ciento la seguridad con centros recreativos y plaza públicas que sirven para que los ciudadanos salgan a las calles a distraerse.

Ambriz Oviedo mencionó que actualmente han inaugurado 30 plazas públicas, cuando el municipio no contaba con ninguna y el compromiso es de lograr 150 más en su administración.

Una de las situaciones que se ha incrementado son los casos de violencia familiar, debido a las condiciones de las viviendas que muchas de ellas son muy pequeñas originando conflictos.

“En Juárez las casas son muy pequeñas muy calientes, eso genera estrés y que se estén peleando, la violencia familiar creció y estamos brindando cursos para lograr abatir el número de violencia familiar”, concluyó.