24 de febrero de 2013 / 05:58 p.m.

Chimalhuacán • Tres policías municipales de Chimalhuacán, Estado de México, pasaron de ser protectores de seguridad a prófugos de la justicia, como presuntos responsables de la violación de una menor de edad y el homicidio del novio de ésta.

De acuerdo con la carpeta de investigación número 241970550033713, iniciada por los padres de las víctimas, cuyas identidades fueron reservadas, alrededor de las 2:15 horas del viernes pasado, la pareja se encontraba en el interior de una camioneta cuando llegó una patrulla de Seguridad Pública municipal en la que viajaban tres elementos, quienes alumbraron con una lámpara el interior del vehículo.

Les indicaron a los jóvenes que descendieran, porque los iban a remitir ante la autoridad por faltas a la moral.

Uno de los uniformados se llevó a la joven a un parque cercano, donde abusó sexualmente de ella.

Después de unos minutos, la menor regresó hasta donde se encontraba su novio con los otros dos oficiales, quienes dejaron ir a la pareja.

Al llegar la agraviada a su casa, ubicada en la colonia Tlaixco, le contó lo sucedido a su madre, quien solicitó el apoyo de la policía, por lo que al lugar se presentó la patrulla número 554 de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Chimalhuacán.

La menor reconoció a uno de los oficiales como su agresor, por lo que de inmediato le notificó a su madre.

Familiares de la joven tocaron las puertas de los vecinos para que les ayudaran a detener a los tres patrulleros.

En tanto, el novio de la menor intentó bajar al conductor de la patrulla, con quien forcejeó. El policía sacó su arma de cargo y disparó en dos ocasiones, hiriendo al joven en el pecho, por lo que minutos después falleció.

Vecinos que salieron de sus casas trataron de detener a los elementos de Seguridad Pública, quienes lograron escapar del lugar y calles más adelante abandonaron la patrulla.

Los agraviados acudieron al Centro de Justicia de Chimalhuacán para iniciar la carpeta de investigación respectiva por los delitos de homicidio, lesiones y violación.

Los policías municipales relacionados con este caso fueron identificados como Pedro Luis Becerril Ríos, Andrés Alan Hernández y Francisco Gutiérrez Aréchiga.

En un comunicado emitido por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, se informó que ya se tienen avances en la investigación para ubicar a los presuntos responsables y llevarlos ante un juez de control a fin de que respondan por los delitos referidos.

Por su parte, el ayuntamiento de Chimalhuacán confirmó que la patrulla 554 fue abandonada en la avenida de Los Patos, casi esquina con avenida El Peñón y que los patrulleros escaparon.

El alcalde Telésforo García Carreón ofreció todo el apoyo a la Procuraduría mexiquense para dar con el paradero de los elementos y que respondan por los delitos en que incurrieron.

También se comprometió a apoyar moral, legal y económicamente a las familias agraviadas, a las que se le otorgará una indemnización.

"La naturaleza humana es difícil de comprender y por más evaluaciones de confianza que les hagamos a los policías muchas veces no actúan conforme a su labor les demanda y lo que hay que hacer con ellos es castigarlos con todo el peso de la ley para que los hechos no se repitan", apuntó.

HERIBERTO SANTOS