11 de enero de 2013 / 01:36 p.m.

Guadalupe.- Una balacera entre elementos de la Policía de Guadalupe contra pistoleros que viajaban en una camioneta, dejó como saldo un preventivo lesionado, una patrulla con un impacto de bala y el vehículo de los sujetos asegurado, así como cargadores, chalecos y una metralleta, sin que hubiera personas detenidas.

Los hechos ocurrieron minutos después de la medianoche de este viernes en la avenida Ruiz Cortines y calle De la Zanja, a la altura de la colonia Villa de San Miguel, en el citado municipio.

De acuerdo a los informes, a la central de radio de la policía guadalupense, llegó el reporte de detonaciones de armas de fuego por parte de sujetos que portaban metralletas.

Los uniformados acudieron de inmediato a la avenida Ruiz Cortines donde divisaron a la altura de López Mateos al menos a cinco sujetos en una camioneta Expedition color blanco, con placas SMA-17-78, a quienes siguieron.

Al verse detectados, los desconocidos emprendieron la huida por López Mateos al sur, pero antes de llegar al bulevar Miguel de la Madrid, se retornan al norte para luego tomar Ruiz Cortines al oriente, disparando contra los oficiales.

Un impacto atravesó el vidrio delantero de la patrulla 141, dando blanco la bala en uno de los policías, quien resultó herido en una mano, pero continuó la persecución y repeliendo la agresión.

Sin embargo, el conductor de la Expedition se estrelló contra un poste de madera, para luego escapar corriendo hacia una zona donde hay varias fábricas.

En la carrera los individuos tiraron un billete de 50 pesos, una metralleta AK-47, varias fornituras, cargadores y chalecos antibalas. Mientras tanto, el uniformado lesionado fue llevado a un hospital.

La movilización no se hizo esperar llegando refuerzos de la Fuerza Civil de Nuevo León y la Agencia Estatal de Investigaciones, localizando dentro del vehículo una maleta roja con cargadores y otras cosas, además en el suelo hallaron casquillos de arma larga y corta.

El vehículo de los sujetos también presentaba disparos de arma de fuego y todo indica que uno de los pistoleros iba herido por un rastro de sangre que quedó en el pavimento.

Se montó un impresionante operativo para buscar a los civiles armados en el interior de las fábricas, pero hasta el momento no se ha reportado la captura de alguien para saber a qué grupo de la delincuencia organizada pertenecen.

REDACCIÓN