5 de junio de 2013 / 02:57 p.m.

Querétaro • En el municipio indígena de Amealco, se pondrá en marcha un programa para reducir el número de violaciones o abusos deshonestos de familiares a menores de 11 años, que en muchas ocasiones se da por "usos y costumbres" aunado con el alcohol y drogas.

Las menores en muchas ocasiones son "mal vistas" por la localidad cuando denuncian a sus agresores, reconoce la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF Estatal.

Es por ello, que buscan en coordinación con la Universidad Autónoma de Querétaro, delinear estrategias para romper los “"usos y costumbres"” que se presentan en dichas localidades.

La procuradora, Patricia Cabrera Orozco, dijo que muchas de las menores no presentan denuncias ante sus profesores debido a que éstos pasan el reporte a las autoridades judiciales y cuando se inician con las detenciones por presunta violación, son “"mal vistas"” por la comunidad.

“"Muchas veces estos usos y costumbres de estos pueblos indígenas, es como algo muy normal, muchas veces cuando la niña lo manifiesta y lo externa, la comunidad sí se pone en contra de los menores, pues porque ya hay una orden de aprehensión, conflictúa a la familia, entonces la niña dice mejor no hubiera hablado, pero eso sí es bueno (sic)"”.

Las autoridades estatales, dijo, carecen de un número exacto de casos de violaciones sexuales o abusos deshonestos en las comunidades de dicho municipio, debido a que este delito no es denunciado en su totalidad.

Los casos se presentan en agravio de menores que tienen en promedio 12 años de edad, producto no solo de los usos y costumbres sino del alcoholismo así como el consumo de drogas.

“"Podemos hacer un trabajo en las comunidades para poder enseñarles y explicarles a los familiares que eso no es lo normal que deben vivir, porque la vida futura de la niña no puede quedar marcada. Trabajamos mucho con el DIF de Amealco y con la Telesecundaria para que tengan la cultura de denuncia, para que la comunidad no lo vea mal"”.

Es por ello, aseguró que será un reto para las autoridades el desarrollar estrategias para abatir este conflicto en materia social y de justicia que se vive principalmente en las comunidades indígenas.

“"La UAQ acaba de entregar un estudio que hicieron exclusivamente de Amealco, en sociología para ver cómo vamos a entrar todos de manera interinstitucional para poder acotar este fenómeno que se está dando, de los mismos familiares que viven esta situación por el alcoholismo, drogas. Hacerles entender que esa no es la vida y que los niños no se merecen eso"”.

ESTRELLA ÁLVAREZ