27 de febrero de 2013 / 03:02 p.m.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México solicitó una prórroga a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal para emplazar a huelga el primer minuto del próximo 21 de marzo, lo que avecina un nuevo conflicto para los alumnos, académicos e investigadores.

Las negociaciones entre el sindicato y la autoridad de la casa de estudios se reanudarán el viernes 8 de marzo para llegar a un acuerdo de incremento de 2.4 por ciento en las prestaciones económicas, como lo demandan los trabajadores, y un aumento salarial de 9 por ciento y no 4.1 como lo propuso la UACM.

El emplazamiento se tenía planeado para el primer minuto del 1 de marzo; sin embargo, la secretaria general del sindicato, la profesora de la Academia de Comunicación y Cultura de la UACM, María Auxilio Heredia, aseguró que de no ceder, los mil 211 afiliados, entre los cuales 758 son trabajadores administrativos y 453 académicos, colgarán la bandera rojinegra, después de un paro estudiantil que mantuvo cerrada por 103 días las instalaciones de la universidad.

La lideresa de los trabajadores y académicos de la institución aseguró que el sindicato demanda las reparaciones a las violaciones al contrato colectivo de trabajo, entre ellas la devolución de las cuotas sindicales “"que tiene indebidamente retenidas la administración desde septiembre de 2010”".

En el caso de las cuotas retenidas, Heredia calificó el caso de "“gravísimo, porque es parte del salario devengado de los trabajadores que ellos autorizan sea descontado para que se entregue al sindicato y desde septiembre de 2010 la administración retiene esos recursos”".

Este martes la administración de la rectora Esther Orozco, a través del abogado general de la UACM, José de Jesús Izquierdo, ofreció a sus trabajadores un incremento salarial de 4.1 por ciento, “"que es mayor a lo ofrecido a las otras instituciones de educación superior"”, como lo informó la universidad.

La propuesta incluye un aumento en las diferentes prestaciones, como la despensa, la cual pasará de dos a tres días de salario mínimo, equivalente a un incremento de 64.76 pesos.

Para los niveles salariales más bajos se propone incrementar la “ayuda para transporte”, con lo que los trabajadores recibirán 129.52 pesos adicionales en la segunda quincena de cada mes.

La oferta de la administración de Orozco contempla hacer permanente el apoyo de vales de despensa para los niveles medios y bajos, con cantidades de 200 y 250 pesos al mes. Todo esto fue rechazado por el sindicato.

La secretaria general del sindicato de la UACM denunció que la administración de la universidad reporta al ISSSTE una cuota por debajo de la que debería, “"solo 25 por ciento de nuestro salario, y esto tiene una afectación, porque con base en ese salario es con el que nos dan diferentes prestaciones”".

La lideresa de los trabajadores universitarios aseguró que “"solo con voluntad se puede resolver el problema”", que desde mayo de 2010 presenta anomalías, porque desde que se creó en 2005, cuatro años después de la fundación de la universidad, no se habían presentado inconvenientes de esta naturaleza.

María Auxilio Heredia recordó que Esther Orozco, “"de facto, desconoció a la organización sindical y también nuestro contacto colectivo de trabajo”", por lo que se presentaron las denuncias por ignorar los derechos laborales.

Después de la denuncia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitió una recomendación, con el número 14/2012, "“una vez que quedó plenamente probado que se violan los derechos laborales de los trabajadores de la UACM y el principio de libertad sindical"”, recordó Heredia.

La lideresa del sindicato se ubicó en la misma posición y a la espera de que las autoridades cumplan su pliego petitorio que incluye, además del incremento salarial de 9 por ciento, la reparación de las violaciones al contrato colectivo de trabajo, desde septiembre de 2010.

 — ALEJANDRO MADRIGAL Y BLANCA VALADEZ