17 de junio de 2013 / 12:32 a.m.

La selección de Italia hizo el futbol necesario para superar 2-1 a México en el debut de ambas escuadras en la Copa Confederaciones Brasil 2013, consideró el técnico Cesare Prandelli, quien afirmó que nunca sintió el partido en riesgo.

"Un partido muy táctico, México estaba tratando de usar el contragolpe y creo que nuestro juego fue extraordinario porque nunca usamos el pelotazo, sino que buscamos estructurar la jugada para ser superior al rival, evitar que México jugara su estilo y lo logramos, por lo que estoy muy contento", dijo.

En conferencia de prensa, el estratega del subcampeón de Europa negó que en algún momento de las acciones estuviera en riesgo el encuentro para Italia, más allá de que se vieron empatados en el primer lapso.

"Miedo de perder no tuvimos porque estábamos controlando el partido, pero cuando empataron tuvimos que empezar de nuevo, mantuvimos la calma y en los últimos diez minutos logramos retomar el control del partido", aseveró.

Por otra parte, consideró que debe hablar nuevamente con el delantero Maro Balotelli para evitar que se ganen tarjetas amarillas al quitarse la playera, como sucedió en su festejo del gol del triunfo.

"Sí, hemos hablado con él y le habíamos dicho que todo mundo ya conoce sus músculos y que para el siguiente partido ya no debe quitarse la camiseta y evitar ser amonestado", recordó.

Finalmente, de cara a su siguiente duelo frente a su similar de Japón, Prandelli reconoce que será complicado porque el estratega del cuadro nipón, el italiano Alberto Zaccheroni, conoce bien los puntos débiles de la "nazionale".

"Nos conoce muy bien, sabe cómo funcionamos y si conozco bien a Alberto, ya debe estar preparando la táctica, por lo que debemos enfocarnos en el siguiente juego", sentenció.

Notimex