11 de abril de 2014 / 11:51 p.m.

México.- El presidente del Consejo de Administración de la Central de Pescados y mariscos "La Nueva Viga", Manuel Villeda Sánchez, aseguró que no hay incremento de precios en los productos del mar durante la actual temporada de Cuaresma.

Por ello exhortó a los consumidores a que acudan a esa central de abastos para adquirir el producto de temporada, sobre todo en la Semana Santa cuando tanto la producción, la venta como el número de visitantes aumentan entre 30 y 40 por ciento.

En entrevista con el empresario expuso que las familias podrán encontrar productos del mar desde 15 y 40 pesos el kilogramo, de las especies más populares y por ende consumidas.

En un recorrido por esta Central de Abasto se constató la existencia de esos pecios, donde las especies más demandadas son la mojarra chica, mediana y grande, con pecio de hasta 40 pesos el kilogramo.

También es el caso del pescado sierra, curvina, lisa, tilapia, bagre o jurel que son de las especies más accesibles para toda la población, además de su alto valor nutritivo, precisó Villeda Sánchez.

"Hay diversos productos con valor de entre 15 a 40 pesos y la población los puede considerar dentro de su gasto familiar sin ningún problema; son productos de temporada.

"Los productos más demandados en esta temporada son la mojarra de todos los tamaños, con precio de hasta 40 pesos por kilogramo, la curvina que es un pescado de carne blanca muy sabrosa que tiene un valor entre 20 y 30 pesos; así como el jurel y el bagre que son especies muy económicas", aseguró.

Además hay muchas otras especies que el público consumidor desconoce, por lo que adquiere las más populares como es el caso de la mojarra, el camarón, almeja filete, pulpo, mantaraya y calamar entre otros.

De dichas especies, en algunos casos, es posible encontrar precios un tanto más elevados, pero que tampoco rebasan los cien pesos por kilogramo, por lo que Manuel Villeda reiteró que los precios se encuentran para todo tipo de poder adquisitivo.

Expuso que la afluencia a la Central de Pescados y Mariscos “La Nueva Viga” se incrementa principalmente de jueves a domingo, ya que hay mayor nivel de compra tanto de producto a granel, como de quienes acuden a degustar los productos del mar en los restaurantes ahí establecidos.

Manuel Villeda aseguró que las personas deben de tener confianza en que los productos que se comercializan en el lugar están aptos para su consumo, ya que constantemente y de manera aleatoria son supervisados por las autoridades sanitarias.

Y en cuanto a la vigilancia de precios, destacó que los verificadores de la Procuraduría Federal del Consumidor también acuden periódicamente y en días al azar para verificar precios y básculas, a fin de que no se dañe el bolsillo de los mexicanos.

"En cuanto a precios, tenemos visita de Profeco donde ellos hacen visitas de verificación para que no haya alzas de un día para otro, como a veces se estila en algunas partes. Aquí no", aseguró.

En los pasillos de "La Nueva Viga" se pueden observar productos frescos, con los precios debidamente a la vista del consumidor y con la garantía de frescura una vez que el producto llegó a la central en la madrugada.

También es posible observar pescados enteros o en filete como robalo, huachinango y salmón que son especies un poco más caras, y que su precio es superior a los 120 o 140 pesos por kilo.

Sin embargo, de acuerdo con los comerciantes del lugar, "para todos sale el sol" y "hay gente que tiene el dinero y paga por este pescado o una langosta que puede costar hasta 250 pesos una pieza", precisaron.

En cuanto a los restauranteros, indicaron que "la crisis del limón" si les perjudicó en el sentido de que tuvieron que comprar más caro el producto, pero que no lo reflejaron en el costo de los platillos a fin no inhibir el consumo.

Notimex