2 de agosto de 2013 / 12:54 a.m.

Monterrey • La Universidad Autónoma de Durango busca negociar unos terrenos, donde había plantas industriales, con el municipio de Monterrey.

Las autoridades han afirmado que apoyarán cualquier proyecto que impulse la cultura en la Ciudad, sin embargo el ecologista Guillermo Martínez opinó que sería un error vender tales predios.

Los terrenos que pertenecían a diferentes empresas, ahora tienen un 'stop' ambiental, debido a que no cumplían con la normativa establecida por la Secretaría de Desarrollo Sustentable, dijo en entrevista para Milenio Radio.

Declaró que las empresas propietarias "ya deberían estar trabajando, en lugar de pensar venderlos, porque los van a acabar vendiendo en tres pesos, porque hay una corrupción terrible".

Martínez afirmó también que en Nuevo León no ha habido una política ambiental durante el gobierno de Rodrigo Medina, ya que, señaló, el mandatario y la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Fernando Gutiérrez Moreno, no se han interesado en temas ambientales, sino que se enfocan nada más en materia de economía.

El activista apuntó que Monterrey tiene de 20 a 25 años de retraso en materia ambiental comparada con ciudades vanguardistas como Ciudad de México y Guadalajara, donde las leyes establecen que es prioridad recuperar espacios públicos.

Además detalló que faltan mil 700 hectáreas de áreas verdes en toda la mancha urbana, por lo que ha propuesto sembrar 10 mil árboles más en el área del Parque Fundidora.

Martínez recalcó que es urgente tratar temas ambientales en términos legales y sociales, ya que las áreas verdes "producen oxígeno, producen aire, producen equilibrio familiar; reduce la violencia, el pandillerismo, hay unión de la familia, se cambia la mentalidad de la gente".

REDACCIÓN