.- SANDRA GONZÁLEZ
19 de agosto de 2013 / 12:36 p.m.

Monterrey • A los egresados de las escuelas de educadores les urge que la obligatoriedad del primer grado de preescolar entre en vigor, pues no hay plazas suficientes para laborar, indicó Casimiro Alemán Castillo, dirigente de la Sección 21 del SNTE.

En el último ciclo escolar, se incorporó a unos 600 nuevos maestros que presentaron en examen de oposición, tanto de la sección 21 como de la 50.

En primaria y secundaria hay lugares suficientes para quienes egresan de las escuelas Normal Básica y Normal Básica Superior, respectivamente, explicó el dirigente.

Además, el crecimiento demográfico ha ofrecido mayores oportunidades a los maestros de preparatoria.

Sin embargo, los docentes ven con preocupación que la cantidad de alumnos de preescolar no aumenta.

“Sí, hay una buena cantidad de lugares, a excepción de preescolar, que es donde hemos tenido un atorón en el sistema educativo de Nuevo León producto de que el número de alumnos no ha crecido, también que falta poder llevar a la práctica lo que se había señalado hace años respecto a la obligatoriedad del primer año (de preescolar)”, indicó.

Actualmente son unos mil 500 maestros de preescolar que no tienen un lugar dónde trabajar, y laúnica solución, según refiere el dirigente del gremio magisterial, sería la obligatoriedad del primer grado de preescolar.

“Solamente en preescolar es donde hay un problema serio, no producto de la mala planeación, sino producto nada más de que los acuerdos que estaban convenidos para primer grado de preescolar no están llevándose en los hechos”, mencionó Alemán Castillo

En 2002, el entonces presidente de la República Vicente Fox Quesada, decretó que la educación preescolar sería obligatoria de manera gradual; el tercer año a partir de 2004-2005, el segundo a partir de 2005- 2006 y el tercer grado a partir de 2008-2009.

Sin embargo, a petición de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la obligatoriedad del primer año de preescolar se pospuso hasta que hubiera espacios, infraestructura y recursos suficientes para el sistema educativo.

“La solución es en el sentido de que el primer grado de preescolar se haga obligatorio y que el Gobierno Federal y del estado generen los compromisos para poder abrir este grado, que redunda en mejor calidad educativa en el estado”, comentó Alemán Castillo.