24 de abril de 2013 / 02:32 a.m.

El técnico de Querétaro, Ignacio Ambriz, pidió, a quien quiera hacerlo, prender veladoras para que se cumpla el milagro de la salvación del descenso de la Primera División del futbol mexicano, porque Gallos Blancos va por los triunfos ante Guadalajara y Puebla.

"Sí, creo que los milagros existen. Mucha gente puede decir: Apago la veladora, la sigo prendiendo o no, y les digo: Síguela prendiendo", declaró hoy el estratega.

Dicho milagro consiste en que Puebla, en su encuentro de las 12:00 horas del domingo con Atlas, no gane un punto y el equipo "plumífero" triunfe por la tarde de visita ante Chivas de Guadalajara y definan en duelo entre ambos, del 4 de mayo venidero, cuál desciende del máximo circuito.

"Todavía no me puedo adelantar (al juego ante la Franja). Estamos pensando en lo que es Chivas, un partido muy complicado, con gente joven. Tienen gente lesionada, expulsada, y lo único que he tratado de decirles a los muchachos es que hay que ir partido a partido", aseveró.

Señaló que para la hora en que jugarán ante Chivas "ya sabremos el resultado del Puebla y ojalá podamos tener esa lucecita prendida (con derrota de la Franja), pero nuestro margen de error ya no existe y necesitamos ganar forzosamente".

De cara al duelo ante el "Rebaño Sagrado", señaló que "nunca nos han dado por favoritos. Creo que la responsabilidad es de Chivas, porque está en casa, pero por la necesidad que tenemos, debemos pelear por tener otra semana más (de vida en la Primera División)".

Notimex